Internacional

Google descubrió que sus equipos de trabajo más productivos hacen estas 3 cosas

Hay varías tácticas que podrían ayudar a los grupos de trabajo a ser más eficientes.

El Diario de NY
martes, 16 abril 2019 | 17:32

Actualmente, Google tiene alrededor de 10,000 empleados repartidos en más de 150 ciudades en oficinas de más de 50 países, y dos de cada cinco equipos de trabajo de la empresa incluye a empleados que laboran desde diferentes ubicaciones.

Entonces, ¿qué hacen los equipos de trabajo más productivos y eficaces para mantener siempre los más altos estándares en sus labores? Eso es lo que averiguó Verónica Gilrane, gerente de innovación de personas en la empresa.

Para encontrar la respuesta, Gilrane encuestó a 5,600 empleados e hizo grupo de enfoque con unos 100.


En su investigación descubrió que estas tres cosas son las que ponen en práctica los grupos de trabajo más exitosos:

1-Permite la charla sin sentido

Al no trabajar en el mismo espacio que sus compañeros, los empleados conocen menos a sus colegas y no pueden establecer relaciones interpersonales con ellos. Por eso, una recomendación es que, antes de una reunión, se pongan a platicar sobre otros temas que no tengan que ver con el trabajo. Por ejemplo, pueden charlar sobre cómo les fue el fin de semana.

Esta pequeña plática aparentemente sin sentido ayuda a los empleados a construir mejores relaciones entre ellos.

2-Cambia la hora de las reuniones

El 30% de las reuniones que tienen los grupos de trabajo de Google involucran empleados que están en dos o más zonas horarias diferentes. Esto quiere decir que alguien que vive en Asia podría tener que levantarse de madrugada para juntarse con algún colega de EEUU.



Ya que, en ciertas circunstancias, podría ser imposible encontrar un horario que funciones para todos, lo mejor es cambiar el horario de la reunión cada semana. De esta forma, no será la misma persona la que siempre tiene que levantarse temprano o acostarse hasta tarde para estar en las juntas.

3-Habla y muestra tu rostro

Muchas personas, al estar en una videoconferencia, suelen silenciar su micrófono y hasta apagar su cámara. Sin embargo, si haces esto todo el tiempo, la gente no sabrá si verdaderamente estás poniendo atención a la reunión. Por eso, Gilrane recomienda que hagas lo posible para que los demás sepan que los estás escuchando.

Es decir, que podrías activar tu micrófono sólo para respaldar la idea de alguien más o para decir por lo menos un pequeño “ajá”, mientras alguien está hablando.


Además, también deberías tomar en cuenta que el lenguaje corporal dice mucho. Por eso, se aconseja que asientes con la cabeza cuando estás de acuerdo con algo y que te pares derechito para demostrar que te mantienes atento.


Por: El Diario de NY