Internacional

Indagan a Texas por desviar fondos Covid a represión fronteriza

Greg Abbott transfirió mil millones de dólares de apoyo a la pandemia a cruzada antimigrante

The New York Times / Soldados en la frontera sur de EU buscando migrantes

The Washington Post

martes, 10 mayo 2022 | 18:50

Washington— El organismo de control del gobierno federal está investigando si Texas malgastó la ayuda federal para el coronavirus, después de que el gobernador republicano de Texas. Greg Abbott y altos funcionarios estatales transfirieron aproximadamente mil millones de dólares en fondos de ayuda para ayudar a sufragar los costos de su represión en la frontera entre Estados Unidos y México.

La investigación se produce cuando Texas participa en maniobras presupuestarias para facilitar su campaña para arrestar a más inmigrantes, conocida como Operación Lone Star. Esencialmente, los líderes estatales desviaron los fondos de seguridad y salud pública a sus operaciones fronterizas, mientras dependían de los fondos federales para la pandemia para reemplazar parte del dinero, según un análisis de los registros de gastos del Washington Post.

El martes, el inspector general del Departamento del Tesoro dijo que los funcionarios habían abierto una "revisión" sobre la forma en que Texas ha manejado su asignación federal en general. Se suponía que la ayuda ayudaría a los gobiernos locales a pagar a sus trabajadores de primera línea, comprar equipos de protección y compensar otros costos de salud pública.

Richard K. Delmar, el subinspector general, citó en un comunicado el mandato de su oficina "para monitorear y supervisar la distribución" del gasto de estímulo, que Texas recibió bajo una iniciativa federal conocida como Fondo de Alivio de Coronavirus. Agregó que su agencia -en casos de "usos no autorizados"- también puede "dirigir la recuperación del dinero".

"En ejercicio de esa responsabilidad", dijo Delmar, "actualmente estamos realizando una revisión de los usos de los fondos CRF en Texas".

Renae Eze, vocera de Abbott, defendió cómo Texas había desplegado sus fondos bajo la Ley Cares.

"Aquí en Texas, hemos trabajado con la legislatura para asignar fondos federales de una manera que se adhiera a la guía federal", dijo en un comunicado el martes. “En lugar de atacar a Texas por responder al desastre fronterizo que han creado y escalado en el último año, el presidente Biden y los demócratas en el Congreso deben dejar de jugar a la política y hacer su trabajo para proteger nuestra frontera”.

El nuevo escrutinio federal destaca la ardua tarea que enfrenta Washington mientras lucha por vigilar de cerca los aproximadamente $ 6 billones en fondos de estímulo que el Congreso ha aprobado desde el comienzo de la pandemia. Eso incluye alrededor de $ 500 mil millones en ayuda fiscal directa a ciudades, condados y estados, un tramo de fondos en dos programas que tiene pocas restricciones sobre cómo, exactamente, se puede utilizar.

En algunos casos, la flexibilidad ha abierto la puerta para que los estados lleven a cabo una serie de proyectos favoritos aparentemente inútiles, incluida la renovación de prisiones y la construcción de nuevos campos de golf. Un estado, Arizona, incluso usó el dinero para disuadir a las escuelas de exigir que los estudiantes usen máscaras, lo que llevó al Departamento del Tesoro a amenazar con retirar la ayuda.