Internacional

Inicia empresa de EU ensayos de vacuna en humanos

La nueva vacuna de Novavax se basa en ingeniería genética y ya arrojó resultados prometedores en pruebas animales. Será aplicada a 131 voluntarios

Reforma

lunes, 25 mayo 2020 | 23:56

Canberra, Australia (25 mayo 2020).- Novavax, compañía estadounidense de biotecnología, anunció el inicio de ensayos clínicos en humanos, en Australia, de una vacuna para el Covid-19 con la esperanza de tenerla lista este año.

La empresa comenzó la primera fase de pruebas en la que a 131 voluntarios se les aplicará la solución para determinar la seguridad de la vacuna y su efectividad, indicó el médico Gregory Glenn, principal investigador de la compañía.

El camino hacia una vacuna

"Estamos haciendo dosis y la vacuna al mismo tiempo previendo que podremos demostrar que está funcionando y que podremos empezar a distribuirla para finales del año'', detalló Glenn durante una conferencia de prensa virtual en Melbourne.

De acuerdo con el especialista -quien trabaja desde la sede en Maryland de Novavax-, las pruebas en animales mostraron que la vacuna es efectiva con pequeñas dosis. Agregó que se podrían fabricar por lo menos 100 millones de dosis ese año y mil 500 millones para 2021.

Asimismo, explicó que desde marzo el proceso de producción de la vacuna -llamada NVX-CoV2373- se intensificó tras una inversión de 388 millones de dólares por parte de la Coalición para la Innovación en la Preparación de Epidemias, con sede en Noruega.

Se tiene previsto, en palabras de Novavax, que los resultados de la primera fase de ensayos clínicos en las ciudades australianas de Melbourne y Brisbane se den a conocer en julio. La firma de Estados Unidos aseveró que varios países más se involucrarán en la segunda etapa.

Las pruebas comenzaron a realizarse con seis voluntarios en Melbourne a los que se les inyectó la potencial cura para el nuevo coronavirus, abundó Paul Griffin, experto en enfermedades infecciosas de Nucleus Network, organización de Australia que ha colaborado con Novavax.

Alrededor de una decena de vacunas experimentales están en estos momentos en fase inicial de pruebas -o se disponen a iniciarlas- en China,Estados Unidos y Europa.

De momento no hay certeza sobre si alguna de las candidatas funcionara para revertir los efectos de la enfermedad pandémica. Muchas de ellas funcionan de distinta forma y son fabricadas con diferentes tecnologías. De este modo, se aumentan las probabilidades de que al menos una resulte exitosa.

La mayor parte de las vacunas experimentales en proceso tienen el objetivo de entrenar al sistema inmunológico para reconocer las proteínas espiga que se extienden desde la superficie del coronavirus y aprestar al cuerpo a reaccionar en caso de una infección.

Algunas de las candidatas se han elaborado con base en el código genético de proteínas espiga, otras se han valido de un virus inocuo para obtener la información.

Muchos de los demás proyectos han seguido la vía tradicional, es decir, la utilización de virus muertos.

Frente a estos procesos, Novavax sumó una nueva propuesta al listado: la vacuna recombinante. Se echó mano de ingeniería genérica para cultivar copias inofensivas e la proteína del coronavirus en células de insectos en un laboratorio. Los científicos extrajeron y purificaron la proteína, y la empacaron en nanopartículas del tamaño del virus.