Internacional

Inician juicios en EU por mal manejo de la pandemia

El juicio contra dos exadministradores de un centro de cuidado para veteranos en Massachusetts es el primero del que se tiene noticia en el país

Reforma

viernes, 25 septiembre 2020 | 23:52

Boston, Estados Unidos (25 septiembre 2020).- Dos exadministradores de un centro de cuidado para veteranos en Massachusetts, en el que cerca de 80 personas murieron por Covid-19, han sido acusados por su manejo del brote, informó este viernes la fiscal estatal.

Se trata del primer caso criminal contra funcionarios de un asilo por sus acciones durante la pandemia del que se tiene conocimiento en el país, aseguró la fiscal general Maura Healey.

El exsuperintendente de la Casa de Soldados Holyoke, Bennett Walsh, y el exdirector médico, David Clinton, fueron acusados por un jurado de cargos ligados a su decisión en marzo de combinar dos unidades de demencia, agrupando residentes que habían dado positivo a coronavirus en el mismo espacio que personas sin síntomas, señaló Healey.

"Los veteranos arriesgaron sus vidas desde las playas de Normandía a algunas junglas de Vietnam, y saber que murieron bajo más horribles circunstancias es desgarrador", dijo a reporteros.

Walsh y Clinton podrían ser encarcelados si se les halla culpables de dañar seriamente a los ancianos, agregó.

Familiares de los veteranos que murieron en el centro de cuidados dijeron que esperaban que "la justicia prevaleciera".

"Ahora queremos que nuestro estado avance para hacer lo correcto para asegurar que esto no vuelva a pasar a ningún veterano", dijeron familiares de los exmilitares en un comunicado de la Coalición de la Casa de Soldados Holyoke.

Las imputaciones llegan tres meses después de un reporte independiente que dijo que las medidas tomadas por Walsh y otros administradores permitieron que el coronavirus se esparciera en el centro.

La "peor decisión" fue combinar las dos unidades de demencia, cuando en ambas había personas infectadas, dijeron investigadores liderados por el ex procurador Mark Pearlstein.

Healey dijo que Walsh y Clinton fueron las personas responsables por la decisión de combinar las unidades.

Más de 40 veteranos fueron abarrotados en una sola unidad que usualmente tenía 25 camas, y el espacio era tan limitado que nueve de ellos, algunos con síntomas y algunos sin ellos, dormían en el salón del comedor, señaló la fiscal.

Desde el 1 de marzo, 76 veteranos que contrajeron el virus en el centro han muerto, según funcionarios.

El primer paciente dio positivo el 17 de marzo. Aunque había mostrado síntomas por semanas, el personal no hizo nada para aislarlo hasta que la prueba salió positiva. se le había permitido compartir cuarto con tres residentes, pasear por la unidad y pasar tiempo en la sala común.

Un trabajador social expresó en ese entonces preocupación sobre la combinación de las unidades de demencia.

Cuando se combinaron las unidades, dijeron, también se enviaron decenas de bolsas para cadáveres. Al día siguiente, un camión refrigerante para almacenar cuerpos que no cabían en la morgue llegó al centro.

Walsh defendió su respuesta al brote, diciendo que funcionarios estatales se rehusaron en un inicio a enviar a la Guarida Nacional para ayudar al centro.

Fue retirado de su cargo el 30 de marzo.