Internacional

Intenta sacarle los ojos a su novia por un 'me gusta'

La mujer está embarazada y fue encontrada con graves heridas. El rescate fue posible gracias a un mensaje de texto que había enviado a un amigo suyo pidiendo ayuda

RT Noticias
lunes, 06 mayo 2019 | 16:03
Agencias

Londres.- Un británico fue declarado culpable la semana pasada por secuestro y daño físico a su pareja luego de torturarla y encerrarla en su apartamento el pasado mes de octubre en la ciudad británica de Whitstable.

De acuerdo con las declaraciones iniciales de la víctima, su compañero Danny Bridges, de 35 años, la golpeó y asfixió e intentó sacarle los ojos después de enojarse con ella por dar 'me gusta' a las publicaciones de otras personas en Facebook, recoge el diario Kent Online.

Para evitar que amigos y familiares se percataran de lo ocurrido, Bridges mantuvo presa a novia en su apartamento entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre del año pasado, hasta que la Policía logró arrestar a captor. La mujer —en estado de embarazo — fue encontrada con graves heridas y pudo ser rescatada gracias a un mensaje de texto que había enviado a un amigo suyo pidiendo ayuda.

En su primer testimonio a las autoridades, la pareja de Bridges relató los detalles del ataque, asegurando que el agresor le había volteado los parpados al revés con los dedos tras asestarle fuertes golpes en el rostro. Además, la amenazó con hacerle daño al hijo que estaban esperando.

No obstante, durante el juicio de cuatro días celebrado la semana pasada, la mujer negó el relato anterior y argumentó que sus lesiones habían sido producto de varios accidentes domésticos. También aseveró que las contusiones en el cuello y las extremidades fueron provocadas por su pareja después de mantener relaciones sexuales.

Debido a la inconsistencia en la narrativa, el juez se negó a aceptar lo dicho por la víctima ante la corte y culpó a Bridges, quien contaba en su haber con varias condenas por violencia contra la mujer. El próximo 21 de junio será sentenciado y enfrentará una pena en la cárcel.