Internacional

La violan y la asesinan; logra avisar a su familia y matan al agresor

La víctima logró mandar una foto de su presunto atacante

Agencias

jueves, 05 mayo 2022 | 11:35

Colombia.- Autoridades informaron que luego de que una joven fue violada y asesinada, su familia buscó y mató a su agresor esto a partir del aviso que hizo la víctima horas antes.

De acuerdo con los reportes, Karina Blanco Durán, de 16 años, fue la víctima quien desde muy temprano alertó a su familia sobre que un sujeto la estaba siguiendo. Los hechos ocurrieron a las 5:30 de la mañana, cuando se percató del hombre, al presentir que algo sucedería, la joven decidió enviar un mensaje a la familia, así como una foto de su acosador, por lo que inmediatamente salieron a buscarla.

Sin embargo, Karina fue hallada sin vida y con señales que indican que sufrió abuso sexual. Asimismo, el cuerpo de la menor lo encontraron en el río. Por ello, inmediatamente la policía se movilizó para capturar a la persona que cometió el homicidio y la violación.

Los hechos ocurrieron en el municipio de Cáchira, en la región de Norte de Santander, Colombia, las autoridades interrogaron a la familia del porqué la joven de 16 años estaba fuera de casa, a lo que comentaron que esa es su hora de salir a la escuela en Barrio Nuevo y todos los días caminaba 50 minutos por el sendero donde había un río y vegetación hasta llegar a la carretera principal y ahí esperar el autobús.

Luego del interrogatorio a la familia, se les notificó que ya habían capturado al presunto agresor de la niña, por lo que inmediatamente todos se movilizaron y cerraron el paso a la patrulla y se llevaron al acusado.

Fue en ese momento que la familia y vecinos comenzaron a golpearlo por presuntamente ser el asesino de Karina. El sujeto falleció luego que uno de sus familiares le hiciera una herida en el cuerpo y dejaran ahí el cuerpo.

Tras la agresión que se cometió, las autoridades municipales condenaron el abuso que sufrió la joven, pero también rechazaron la agresión de la comunidad contra el probable responsable.

Finalmente, su papá, César Blanco, declaró que su hija era una persona muy madura que sabía lo que quería, pues ya estaba dispuesta a estudiar psicología, además comentó que desde días previos ya había dado el aviso que un hombre la acechaba.