Internacional

Las dudas sobre el epidemiólogo que 'lloró por México'

Eric Feigl-Ding, doctor en epidemiología en Harvard, ha sido calificado por sus colegas de la misma universidad como "charlatán" y por haber exagerado en sus antecedentes académicos

Agencias

lunes, 22 junio 2020 | 17:33

El epidemiólogo de Harvard, Eric Feigl-Ding, ha estado en el ojo del huracán en las últimas horas en México. Esta peculiaridad se debe a sus mensajes en redes sociales donde alertó sobre la existencia de una positividad en las pruebas de COVID-19 que no tiene precedentes en otros países y que la esfera digital tomó con alarma por venir de un experto en el tema.

De acuerdo con los tuits del también economista en salud, que suele usar sus redes para emitir comentarios sobre la pandemia, es alarmante que más de la mitad de las pruebas para detectar el coronavirus que se realizan resulten positivas, pues es algo que no había sucedido ni en los peores escenarios de Nueva York (Estados Unidos), Madrid (España) y Lombardía (Italia).

“Estoy llorando por México”, aseguró el experto. Posteriormente señaló que el diagnóstico en este país resulta insuficiente y deficiente al igual que el tratamiento que se da a los pacientes, pues al comparar los casos per cápita y la mortalidad con Estados Unidos, es evidente que hay carencias.

(Foto: Twitter @DrEricDing) (Foto: Twitter @DrEricDing)

Esto desató una serie de comentarios en redes sociales que pedían al gobierno mexicano y al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, el portavoz oficial desde el inicio de la emergencia sanitaria, una explicación ante el comentario de una persona que en los papeles luce como un experto del tema.

Su página oficial en la Universidad de Harvard detalla que “su trabajo se enfoca en la intersección de la salud y las políticas públicas”. Su trabajo ha sido publicado en el New England Journal of Medicine, Journal of the American Medical Association, The Lancet, and Health Policy, entre otros.

Además, sus más de 150 publicaciones han recibido más de 62,000 citaciones, de acuerdo con la Universidad de Harvard, y ha sido clasificado como uno de los más citados en el mundo, de acuerdo con sitios especializados.

Eric Feigl-Ding ha sido tachado por sus colegas como un "charlatán" (Foto: Twitter @DrEricDing) Eric Feigl-Ding ha sido tachado por sus colegas como un "charlatán" (Foto: Twitter @DrEricDing)

En Twitter, acumula más de 214,000 seguidores, desde que a finales de enero comenzar a publicar mensajes sobre los detalles del avance de la pandemia no sólo en Estados Unidos, sino en el resto del mundo, realizando comentarios especializados sobre lo que veían sus ojos de especialista.

Sin embargo, sus colegas, incluidos aquellos que trabajan también en Harvard, lo han calificado como un “charlatán” y “un tipo sin ningún tipo de antecedentes”. Incluso algunos se lamentaron de no haberse organizado para desacreditar sus dichos antes de su ascenso a la fama en medio de la pandemia, de acuerdo con una investigación del medio especializado Chronicle of Higher Education.

Su crítico más duro y el más respetado a la vez es Marc Lipsitch, un epidemiólogo de enfermedades infecciosas y microbiólogo, una institución en la academia estadounidense. El experto dirige además el Centro de Dinámicas de Enfermedades comunicables de la Universidad de Harvard.

La Universidad de Harvard, de acuerdo con un medio especializado, le ha pedido al epidemiólogo que deje de decir que es un experto en el tema (Foto: Brian Snyder/ Reuters) La Universidad de Harvard, de acuerdo con un medio especializado, le ha pedido al epidemiólogo que deje de decir que es un experto en el tema (Foto: Brian Snyder/ Reuters)

“Mucha gente piensa que esto es un conflicto interno, pero en el Centro hemos estado trabajando durante una década y en el Departamento de Epidemiología de Harvard durante 25 años para establecer una identidad de excelencia en el área y no nos gusta que un charlatán explote una conexión tenue para su autopromoción”, escribió Lipsitch en Twitter a mediados de marzo.

“Para ser justos”, agregó, “la mayor parte de lo que dice no está equivocado”. “Pero él obtiene algo espectacularmente incorrecto con la frecuencia suficiente como para que ustedes encuentren otras partes de la manguera de las cuales beber, y así obtener una mejor fuente de agua”, explicó.

“Hay docenas de buenas listas de expertos realmente en algunos temas relevantes allá afuera a los que que escuchar en el tema del COVID-19. Eric es un experto en nutrición. Eric tiene entrenamiento en epidemiología, pero es un área grande”, concluyó.

Feigl Ding ha tenido que borrar tuits y aclarar otros debido a que la información que proporcionó no era correcta (Foto: Alfredo Estrella/ AFP) Feigl Ding ha tenido que borrar tuits y aclarar otros debido a que la información que proporcionó no era correcta (Foto: Alfredo Estrella/ AFP)

Y es que Lipsitch se enfocó en la conexión “tenue” de Feigl-Ding con la epidemiología ya que, a pesar de recibir su doctorado en el área, así como en nutrición, en 2007, actualmente se encuentra realizando una visita no remunerada en el Departamento de Nutrición de Harvard y, según el Chronicle of Higher Education, una fuente de la Universidad señaló que el experto en cuestión ha sido invitado en “múltiples ocasiones a dejar de promoverse como si tuviera un conocimiento especializado” en epidemiología.

De hecho, haciendo una revisión básica de la lista de publicaciones y citaciones en el portal Google Scholar, el trabajo de Feigl-Ding efectivamente está enfocado en el apartado de nutrición. Incluso aquellos que se relacionan ligeramente con la epidemiología están enfocados con temas de esa área.

Los dos trabajos publicados en 2020 de Feigl Ding hablan sobre el consumo de azúcares en la población de Eslovenia y un mapeo sobre las desigualdades geográficas en la mortalidad diarreica infantil en países de bajos y medianos ingresos, entre el año 2000 y el 2017.

Feigl-Ding se especializa en nutrición (Foto: Google Scholar) Feigl-Ding se especializa en nutrición (Foto: Google Scholar)

Además, Feigl-Ding ha tenido que retractarse en algunas ocasiones. El académico borró una serie de tuits sobre un estudio que ya ha sido retirado donde se aseguraba que había similitudes genéticas entre el coronavirus y el VIH. Además, también compartió en su perfil un supuesto estudio clínico en Suecia del cual no existe evidencia que haya existido en primer lugar.

Sin embargo, el doctor considera que sus colegas han sido injustos con él y rechazó que sus antecedentes académicos estén mal representados. “Nunca dije que fuera un experto en enfermedades infecciosas”, le dijo al Chronicle of Higher Education. “Pero sí sé algunas cosas sobre epidemiología como un epidemiólogo general”, añadió.

Además, defendió su forma de publicar mensajes en redes sociales que algunos de sus críticos califican como excesivamente alarmistas y dramáticos. “Muchos de mis seguidores, a menos de que les des de comer en la boca, no lo leerán”, argumentó.

Fuente: www.infobae.com