Internacional

Las vacunas probablemente funcionarán, que lo hagan rápido será difícil

Incluso si las vacunas de Pfizer y Moderna son autorizadas pronto, solo una parte del público estadounidense podrá obtenerla para fin de año

The New York Times

The New York Times

miércoles, 18 noviembre 2020 | 10:10

La prometedora noticia de que no solo una, sino dos vacunas contra el coronavirus fueron más del 90 por ciento efectivas en los primeros resultados ha impulsado las esperanzas de que se acerca el fin de la pandemia.

Pero incluso si las vacunas son autorizadas pronto por los reguladores federales (las empresas que las desarrollan han dicho que esperan aplicar pronto), solo una parte del público estadounidense podrá obtener una para fin de año. Las dos empresas, Pfizer y Moderna, han estimado que tendrán 45 millones de dosis, o suficientes para vacunar a 22.5 millones de estadounidenses para enero.

Los analistas de la industria y los ejecutivos de la empresa son optimistas de que la próxima primavera se prepararán cientos de millones de dosis. Pero las empresas, respaldadas con miles de millones de dólares en dinero federal, tendrán que superar los obstáculos que encontraron en los primeros días de la fabricación de las vacunas. Las vacunas de Moderna y Pfizer utilizan nueva tecnología que nunca ha sido aprobada para un uso generalizado. Están aumentando a millones por primera vez. Otros desafíos incluyen asegurar rápidamente los ingredientes crudos de las vacunas y dominar el arte de crear lotes consistentes y de alta calidad.

“La biología de la fabricación a escala es una actividad muy temperamental, y hubo muchos, muchos intentos diferentes a lo largo de los meses hasta que lo resolvimos”, dijo Paul Mango, subjefe de personal para políticas del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Operation Warp Speed, el esfuerzo federal para acelerar el desarrollo de vacunas, se fijó como objetivo producir 300 millones de dosis este año, pero se quedó muy por debajo de eso, lo que refleja lo difícil e impredecible que ha sido el proceso de fabricación.

“Si esa fuera una aspiración, de 300 millones para fin de año, diría que fue el mayor desafío que tuvimos”, dijo Mango.