Internacional

Liberan a migrantes de forma masiva

El sobrecupo en sus instalaciones obliga a la Patrulla Fronteriza a cambiar su proceder

El Diario de El Paso
sábado, 13 abril 2019 | 14:27
El Diario de El Paso

El Paso, Tx.- La Patrulla Fronteriza informó ayer viernes que estaría liberando a migrantes en las calles de El Paso y el Sur de Nuevo México, debido a que los centros de procesamiento se encuentran a toda su capacidad.

“El Sector El Paso de la Patrulla Fronteriza liberará a los extranjeros ilegales procesados en el área de El Paso y el Sur de Nuevo México, en espera de sus futuras audiencias judiciales. Esto se debe a los problemas de capacidad”, informó en un comunicado la agencia.

Y es que, durante las últimas semanas, El Paso ha estado en el ojo nacional por las liberaciones ‘masivas’ de solicitantes de asilo que las autoridades fronterizas han dejado en manos de organizaciones civiles, y de la misma comunidad. 

“La Administración y la Patrulla Fronteriza están actuando irresponsablemente en la manera en la que hacen estos anuncios y en la que dejan a las personas solicitantes de asilo en las calles, abandonadas, sin ninguna instrucción y sin ayuda”, manifestó Fernando García, director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos.

Rubén García, director de Casa Anunciación, expresó de forma breve a El Diario de El Paso que otro grupo grande de inmigrantes fue abandonado por las autoridades federales en Las Cruces, Nuevo México, sin mención previa por las autoridades.

A su vez trascendió que también la agencia de Seguridad Nacional (DHS) ha discutido la posibilidad de instalar campamentos para migrantes en esta ciudad y en Donna, Texas, cerca de la ciudad de Houston.

Los funcionarios discutieron si elementos del Ejército de los Estados Unidos podrían dirigir legalmente los campamentos una vez que los migrantes estén alojados allí –una medida que se calificó como poco probable, ya que la ley prohíbe que los militares interactúen directamente con los migrantes.

Las carpas se usarían como ‘temporales’, previo a la construcción del mencionado Centro de Procesamiento para Inmigrantes en El Paso, según informó a la prensa nacional un funcionario de DHS.

La Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR) calificó la instalación de los campos como ‘ilegal e inconstitucional’.

“Sólo el hecho de considerar que familias, madres con niños, estarían en campos construidos y administrados por militares es una violación a las leyes de los Estados Unidos”, expresó a El Diario de El Paso, Fernando García, director de BNHR.

Agregó que los constantes anuncios del presidente siguen empujando una práctica para la militarización de la frontera.

“Y en este caso, militarizar a los migrantes al construir ciudades de carpas, es ilegal. Un soldado no puede estar en contacto con ellos o aplicar la ley civil, ni siquiera están preparados para ese trabajo, sino para la guerra”, dijo García.

La creación del Centro de Procesamiento en El Paso –anunciado el mes pasado–, se está diseñando para detener temporalmente a los inmigrantes que llegan, muchos de los cuales están siendo liberados en las calles de El Paso debido a la falta de espacio, informó entonces el comisionado Kevin McAleenan, de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), durante una conferencia de prensa en esta frontera.

Actualmente, cientos de tropas están desplegadas en la frontera entre Estados Unidos y México, principalmente para reforzar cercas existentes con alambre de púas. Localmente, han sido vistos instalándolo en los puentes internacionales y a lo largo de la valla fronteriza.

El secretario interino de Defensa Nacional, Patrick Shanahan, estuvo en la reunión de la Casa Blanca el martes por la noche y aceptó enviar más tropas en apoyo a la misión fronteriza, siempre y cuando su misión asignada esté dentro de la ley.

Y es que existe una ley –Posse Comitatus– que prohíbe el uso de tropas federales para hacer cumplir la ley nacional dentro del país, esto impide la interacción directa de los militares con los inmigrantes.

Apoyan autoridades locales

Enrique Carrillo, vocero del Departamento de Policía de El Paso (EPPD), declaró que se ha estado apoyando a las organizaciones locales y a la Patrulla Fronteriza con las liberaciones de los cientos de migrantes.

“Como cualquier otra agencia que requiera de apoyo, se le va a asistir, así como lo hemos estado haciendo con la Patrulla Frontreriza”, dijo el vocero.

Agregó que el deber de los elementos municipales es la aplicación de la ley y de orden público, únicamente, sin relacionarse con leyes de migración.

“Se aplican las leyes del Estado, del orden público en las calles, pero ninguna relación con leyes migratorias, eso corresponde a autoridades federales”, informó Carrillo.

La reunión de la Casa Blanca se produjo dos días después de que Trump tuiteara que la ex secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, renunciaba y que Kevin McAleenan, entonces comisionado de CBP, la reemplazaría como interino. La subsecretaria interina del DHS, Claire Grady, también renunció.