Internacional

Ligan muertes de Covid-19 con polución

Enfermos de Covid-19 que viven en zonas más contaminadas tienen más probabilidades de morir, reveló estudio de Universidad de Harvard

Reforma

Reforma

martes, 07 abril 2020 | 09:23

Washington DC, EU.- Los pacientes con Covid-19 en zonas que tenían altos niveles de contaminación del aire antes de la pandemia tienen muchas más probabilidades de morir por la infección que los enfermos en sitios más limpios de Estados Unidos, según un nuevo estudio de la Universidad de Harvard. 

La investigación ofrece el primer vínculo claro entre la larga exposición a la contaminación y las tasas de mortalidad de Covid-19 en EU.

En un análisis de tres mil 80 condados de EU, los investigadores de la Facultad de Salud Pública TH Chan de Harvard descubrieron que niveles altos de las partículas conocidas como PM 2.5 se asociaban con mayores tasas de mortalidad por la enfermedad.

Durante semanas, las autoridades habían supuesto un vínculo entre el aire contaminado y la muerte, o una enfermedad grave, por Covid-19, que es causado por el nuevo coronavirus.

El análisis de Harvard es el primer estudio a nivel nacional que muestra un vínculo estadístico, que revela una "gran superposición" entre las muertes por Covid-19 y otras enfermedades asociadas con la exposición continua a partículas finas.

"Los resultados de este documento sugieren que la exposición a largo plazo a la contaminación del aire aumenta la vulnerabilidad a experimentar los resultados más graves de Covid-19", escribieron los autores.

El documento encontró que si Manhattan hubiera reducido su nivel promedio de partículas en una sola unidad, o un microgramo por metro cúbico, en los últimos 20 años, la ciudad probablemente habría visto 248 menos muertes por Covid-19 durante el brote.

En general, la investigación podría tener implicaciones significativas sobre cómo los funcionarios de salud pública eligen asignar recursos como ventiladores y respiradores a medida que se propaga el coronavirus.

El documento ha sido acelerado para su revisión y publicación en el New England Journal of Medicine.

Descubrió que sólo un ligero aumento en la exposición a la contaminación a largo plazo podría tener serias consecuencias relacionadas con el coronavirus, incluso teniendo en cuenta otros factores como el tabaquismo y la densidad de población.

Por ejemplo, encontró que una persona que vive durante décadas en un condado con altos niveles de partículas finas tiene 15 veces más probabilidades de morir por el coronavirus que alguien en una región con una unidad menos de contaminación por partículas finas.

"Este estudio proporciona evidencia de que los condados que tienen más aire contaminado experimentarán mayores riesgos de muerte por Covid-19", dijo Francesca Dominici, profesora de bioestadística en Harvard, quien dirigió el estudio.

Los condados con niveles de contaminación más altos, dijo Dominici, "serán los que tendrán un mayor número de hospitalizaciones, un mayor número de muertes y donde se concentrarán muchos de los recursos".

Domenici dijo que el hallazgo significaba que lugares como California o partes de Ohio podrían necesitar prepararse para casos más graves de Covid-19.

El análisis no examinó los datos de pacientes individuales y no respondió por qué algunas partes del país se han visto más afectadas que otras.

Tampoco quedaba claro si la contaminación por partículas juega algún papel en la propagación del coronavirus o si la exposición a largo plazo conduce directamente a un mayor riesgo de enfermarse.

La mayoría de las partículas finas provienen de la quema de combustibles, como automóviles, refinerías y plantas de energía.

Según los expertos, la inhalación de tales contaminantes inflama y daña los pulmones con el tiempo, debilitando la capacidad del cuerpo para defenderse de las infecciones respiratorias.