Internacional

Liz Truss reemplazará a Boris Johnson como Premier británica

Liz Truss reemplazará a Boris Johnson y se convertirá en la tercera Premier británica de la historia tras Margaret Thatcher y Theresa May

Reforma

Reforma

lunes, 05 septiembre 2022 | 07:03

Ciudad de México.- Liz Truss reemplazó este lunes al controvertido Boris Johnson como líder del Partido Conservador británico y se convertirá en la nueva Primera Ministra de Reino Unido. 

Dos meses después de que anunciara su dimisión Johnson, acosado por múltiples escándalos, la formación gubernamental anunció que sus más de 172 mil afiliados eligieron a la hasta ahora Ministra de Relaciones Exteriores para dirigir el partido y tomar las riendas del país.

La jefa de diplomacia, de 47 años, se impuso por 81 mil 326 votos contra 60 mil 399 al ex Ministro de Finanzas Rishi Sunak, un multimillonario ex banquero de 42 años nieto de inmigrantes indios.

Truss se convertirá en la tercera Primera Ministra británica, después de las también conservadoras Margaret Thatcher (1979-1990) y Theresa May (2016-2019).

"Es un honor", afirmó Truss visiblemente emocionada en un discurso en que rindió tributo a Johnson por su labor a la cabeza del país desde 2019, llevando el Brexit a buen puerto, superando la pandemia y plantando cara al Presidente ruso Vladimir Putin por su invasión de Ucrania.

La carrera por el liderazgo arrancó en julio, cuando el controvertido Johnson se vio empujado por su propio partido a la dimisión.

El voto de los afiliados por correo y por internet se cerró el viernes, tras ocho semanas de campaña que Truss describió como "la entrevista de trabajo más larga de la historia".

El resultado, sin embargo, no es necesariamente representativo de los deseos de los 67 millones de británicos.

En un sondeo realizado por YouGov a fines de agosto, 52 por ciento de encuestados consideró que Truss sería un "mala" o "pésima" Primera Ministra. El 43% afirmó que no confía en ella "para nada" a la hora de responder al problema del creciente encarecimiento de la vida, que domina la actualidad desde hace semanas.

Reino Unido sufre los efectos de una inflación de 10 por ciento, su mayor nivel en 40 años, alimentada por una escalada de precios de la energía inducida por la invasión rusa de Ucrania y el uso del gas como arma política. 

Una inflación que durante el verano dio lugar a numerosas huelgas y promete un otoño marcado por las protestas.

La factura energética de los hogares subirá 80 por ciento a partir de octubre, y millones de familias afrontan un doloroso dilema entre comer y calentar sus casas este invierno.

"Me ocuparé de la crisis energética y de las facturas de los ciudadanos, pero también de los problemas a largo plazo que tenemos en el suministro de energía", prometió Truss en un breve discurso tras ser anunciada su victoria.

Según varios medios británicos, está contemplando congelar los precios de los energéticos.

"Presentaré un plan audaz para reducir los impuestos y hacer crecer nuestra economía", aseguró además, tal como se había comprometido durante la campaña.

En efecto, el domingo había anunciado que "en un mes" daría a conocer ese plan completo de reducción fiscal "para poner en marcha la economía británica", que se encuentra al borde de la recesión.

Traspaso de poder

El cambio de Primer Ministro se realizará este martes, cuando Johnson pronunciará su discurso de despedida en Downing Street.

Acto seguido viajará a Balmoral, residencia de verano de Isabel II en Escocia, 800 kilómetros al norte de Londres, para presentar su renuncia formal a la reina, que entonces nombrará oficialmente a Truss como su sucesora.

Por primera vez en sus 70 años de reinado, Isabel II, de 96 años, no viajará a Londres para esta ceremonia, debido a sus crecientes problemas de movilidad.

La nueva jefa de Gobierno regresará entonces a la capital, para pronunciar su primer discurso ante la famosa puerta negra del número 10 de Downing Street, formar gobierno y debatir el miércoles en el Parlamento con el líder de la oposición, Keir Starmer.