Internacional

Localizan a bebé afgano que 'se perdió' durante toma de Kabul

El pequeño Sohail Ahmadi, extraviado a los 2 meses de edad en el aeropuerto de Kabul el pasado 19 de agosto en medio del caos por la reconquista talibán, vivió una historia de película

Agencias

Excélsior

lunes, 10 enero 2022 | 12:00

Ciudad de México.- Un bebé afgano que fue entregado a soldados de Estados Unidos sobre un muro del aeropuerto de Kabul en medio de la toma de Afganistán por los talibanes, finalmente se reunió con su familia cuatro meses después, informó la prensa estadunidense.

El extravío del pequeño Sohail Ahmadi, que tenía entonces solo dos meses de edad, comenzó en medio del caos en el aeropuerto de la capital afgana el pasado 19 de agosto y fue documentada por la agencia Reuters.

El bebé fue entregado a los militares por sus padres mientras ellos aguardaban su turno para ingresar al aeropuerto entre la multitud, según Reuters. Sin embargo, los padres pudieron acceder varios minutos después a la terminal y reportaron que no podían encontrar a su hijo.

 

Entonces les dijeron que tal vez lo habían puesto en otro vuelo.

El padre, Mirza Ali Ahmadi, trabajó como guardia de seguridad de la embajada de Estados Unidos y fue enviado a Texas junto a su esposa y sus otros cuatro hijos, sin respuestas sobre dónde estaba el bebé.

Después de que Reuters divulgara inicialmente la historia en noviembre, la gente en Kabul reconoció al bebé y se informó que lo un taxista llamado Hamid Safi.

Safi contó a Reuters que el día de la reconquista del poder de los talibanes había ido al aeropuerto de Kabul para ayudar a su hermano y a su familia a evacuar.

Mientras estaba allí, relató, encontró al bebé solo y llorando en el suelo.

 

Safi aseguró que trató de buscar a los padres, sin éxito, por lo que decidió quedarse con el bebé y "criarlo".

Final feliz

Después de ser identificado por los padres, el abuelo del bebé viajó a la casa de Safi para recuperarlo.

Pero Safi se negó al inicio, reclamando que quería ser evacuado de Afganistán con su familia, según Reuters.

Luego de siete semanas de negociaciones y de involucrar a la policía talibán, la familia Ahmadi finalmente pudo reunirse con el bebé el sábado y pagó una recompensa de alrededor de mil dólares al taxista por cuidar del pequeño.

El reencuentro de Sohali con sus padres ocurrió gracias a una videollamada, ya que por ahora el abuelo Razawi se está haciendo cargo de él.

La familia Ahmadi, que se mudó a Michigan en diciembre, espera que su bebé se reúna pronto con ellos en Estados Unidos.