Internacional

Los países que intentan vender su avión presidencial

Al igual que López Obrador, otros Mandatarios del mundo han intentado vender sus aviones presidenciales. Estos son los casos

Reforma

Reforma

viernes, 12 noviembre 2021 | 10:46

Ciudad de México.- Desde que era candidato en 2018, el hoy Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que vendería el avión presidencial por considerarlo en extremo lujoso y una ofensa al pueblo.

El Boeing 787-8 Dreamliner, denominado José María Morelos y Pavón, fue encargado por el ex Presidente Felipe Calderón y recibido por Enrique Peña Nieto. Tuvo un costo de 218 millones de dólares.

Más grande incluso que el Air Force One de la Presidencia de Estados Unidos, un Boeing 747-200B con capacidad para 100 pasajeros, el avión oficial mexicano puede transportar más de 300 personas.

Tres años después, López Obrador no ha conseguido cerrar la venta ni con la ayuda de Naciones Unidas ni con una supuesta rifa. Sin embargo, otros mandatarios en el mundo han seguido sus pasos y también intentan vender sus aeronaves del poder Ejecutivo.

Perú, con el recién llegado Presidente Pedro Castillo, es el caso más reciente. Aquí hay otros.

                           

BOLIVIA

 

La ex Mandataria de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció en abril de 2020 su intención de vender el avión presidencial de su país para financiar el sistema de salud.

El avión, un Falcón 900 EXEASY que fue comprado por el Gobierno de Evo Morales en 2010 por unos 39 millones de dólares, ha sido causa de polémicas por considerarlo muy lujoso para un país como Bolivia.

Originalmente, el avión había sido fabricado para el Manchester United, equipo de futbol de Inglaterra. Este Falcón francés tiene tres motores, generalmente está diseñado con tres cabinas para una capacidad de 12 a 16 pasajeros

En su momento, las autoridades del Gobierno interino plantearon subastarlo, pero no se realizó la operación.

El actual Presidente boliviano, Luis Arce, replicó a López Obrador en su compromiso de no usar el avión oficial y viajar en aerolíneas comerciales al afirmar que “un vuelo de esos nos cuesta mucha plata”.

                           

ECUADOR

 

En septiembre pasado, el recién llegado a la Presidencia de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció que ponía a la venta su avión oficial, una semana después de reunirse en México con López Obrador.

Lasso justificó la venta “a fin de racionalizar el gasto público y equilibrar el presupuesto nacional”.

Dijo que el mantenimiento del Legacy EMB-135, fabricado por la empresa brasileña Embraer, era muy costoso para las finanzas del país. Lasso también dispuso que hasta que fuera vendido de forma directa se limitaría su uso a situaciones excepcionales.

La Presidencia de Ecuador también cuenta con otro avión oficial, un Falcon7X de la empresa francesa Dassault. Ambos fueron comprados por el Gobierno del izquierdista Rafael Correa.

El Legacy-EMB-185 fue adquirido en 2008 por 28 millones de dólares. Cuenta con dos motores y tiene una capacidad para unos 14 pasajeros.

                                                           

PERÚ

  

El primer Presidente campesino de Perú, Pedro Castillo, anunció este miércoles 10 de noviembre que podrá a la venta su avión presidencial para utilizar los fondos en salud y educación.

Castillo, un socialista recién llegado este 2021 al poder, también ordenó que los funcionarios de su Gobierno no viajen en primera clase como medida de austeridad.

El avión que intentará vender, un Boeing 737-528 con capacidad para 70 pasajeros, fue adquirido en 1995 por 27.6 millones de dólares durante el Gobierno de Alberto Fujimori.

El ex Presidente peruano Alan García intentó en 2007 vender la misma aeronave. Trató de subastarlo en dos ocasiones, pero lo consiguió debido al alto precio era el alto que se solicitaba, unos 18.5 millones de dólares.