Internacional

'Mandé a matar a Cristina, no salió porque se metió para adentro'

Las conversaciones de WhatsApp entre la pareja de Fernando Sabag y una amiga muestran que llevaban tiempo queriendo perpetrar el atentado.

RT Noticias

jueves, 15 septiembre 2022 | 07:40

Argentina.- Días antes del magnicidio frustrado contra la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, Brenda Uliarte, la novia de Fernando Sabag Montiel, el joven que intentó llevar a cabo el ataque, comentó por WhatsApp a una amiga que había "mandado matar" a la exmandataria sin éxito. 

"Mandé a matar a Cristina, no salió porque se metió para adentro", le dijo Uliarte a Agustina Díaz, el pasado 27 de agosto.

En esos días, los simpatizantes de Fernández realizaban manifestaciones nocturnas en las afueras de su casa, como una muestra de apoyo en el marco del juicio que se sigue en su contra y en el que los fiscales pidieron una pena de 12 años de prisión.

Las conversaciones entre Uliarte y su amiga, que también fue detenida esta semana, se recogen en el expediente judicial de Díaz, del que se hace eco la agencia estatal Télam. 

Díaz fue indagada el martes por la jueza de la causa, María Eugenia Capuchetti, y reconoció que tenía conocimiento del plan, aunque desestimaba que fuera real.

 

No obstante, Díaz, al igual que Sabag Montiel y Uliarte, fue imputada por ser partícipe del plan de magnicidio.

El mismo 27 de agosto, Uliarte también comentó a su amiga que se convertiría en "San Martín", en referencia a José Francisco de San Martín y Matorras, uno de los libertadores de Argentina, Chile y Perú.

"Hoy me convierto en San Martín, voy a mandar a matar a Cristina (...) Me re pudrí que hablen y no hagan nada. Yo sí voy a hacer. Se me metió el espíritu de San Martín en el cuerpo (...) Qué hija de puta se metió adentro antes de que le meta el tiro", aseguró.

"Voy con el fierro y le pego un tiro"

Este tipo de comentarios entre las dos mujeres ya venían produciéndose semanas antes del 1 de septiembre, cuando Sabag Montiel disparó fallidamente su arma contra la cabeza de la expresidenta.

El 4 de julio, Uliarte manifestó a su amiga que se estaba organizando para "ir a hacer bardo a la Casa Rosada con bombas motolov y todo".

"Voy con el fierro y le pego un tiro a Cristina. Me dan los ovarios para hacerlo", espetó. A lo que Díaz contestó: "Por eso te amo".

Un días después de que Sabag Montiel fracasase en el intento de asesinato, Díaz escribió a la novia de este: "Che, pero ¿qué onda que falló el tiro? ¿No practicó antes o le falló la adrenalina del momento? ¿Vos dónde estás? ¿No sería conveniente que vayas a tu casa?".

Díaz también pidió a Uliarte que borrase del celular todas las conversaciones que pudiesen vincularla con lo ocurrido: "Tenés que deshacerte del celular. Y cambiar el número. Borrar tu cuenta. Todo". Finalmente, los análisis de los celulares revelaron las conversaciones. 

La Policía Federal de Argentina detuvo el miércoles a un hombre que es señalado por ser el presunto líder de la banda que intentó asesinar a Fernández de Kirchner. Se trata de Gabriel Carrizo, supuesto jefe de un grupo de vendedores de copos de algodón de azúcar y al que pertenecerían Sabag Montiel y Uliarte.