Internacional

Matan misiles rusos a 19 personas en Odesa

El ataque con misiles en Odesa mató a al menos 19 personas e hirió a unas 38, dijeron autoridades ucranianas.

Reforma

viernes, 01 julio 2022 | 10:01

Odessa, Ucrania.- Un ataque ruso contra edificios residenciales en la ciudad costera ucraniana de Odesa mató al menos a 19 personas este viernes, entre ellas dos niños, informaron las autoridades. 

La oficina del Presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, reveló que tres misiles X-22 disparados por bombarderos rusos impactaron un edificio de apartamentos y dos campamentos.

"Un país terrorista está matando a nuestra gente. En respuesta a las derrotas en el campo de batalla, luchan contra los civiles", dijo Andriy Yermak, jefe de gabinete.

El Servicio de Seguridad de Ucrania detalló que otras 38 personas, entre ellos seis niños y una mujer embarazada, fueron hospitalizados con heridas.

La mayoría de las víctimas estaba en el edificio de apartamentos, según funcionarios.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, negó que Rusia estuviera atacando cualquier infraestructura civil. "Me gustaría recordarles nuevamente las palabras del Presidente de la Federación Rusa y comandante en jefe de que las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa no están trabajando contra objetivos civiles en el curso de la operación militar especial", dijo.

Alemania tachó de "inhumanos" los ataques del Ejército ruso. "El Gobierno federal condena el ataque con cohete del ejército ruso contra un edificio de viviendas y un centro recreativo", dijo el portavoz del Gobierno, Steffen Hebestreit.

"La parte rusa, que habla nuevamente de daños colaterales, es inhumana y cínica".

El ataque se produce un día después que los soldados rusos se retiraron de la Isla de las Serpientes, una isla clave del Mar Negro, una medida que se esperaba que relajara potencialmente la amenaza a la crucial ciudad portuaria ucraniana de Odesa. La isla se encuentra a lo largo de una ruta de navegación muy transitada.

Rusia tomó el control de ella durante los primeros días de la guerra, aparentemente con la esperanza de utilizarla como base para un ataque contra Odesa.

El Kremlin catalogó la retirada de la Isla de las Serpientes como un "gesto de buena voluntad'' que pretende facilitar los envíos de cereales y otros productos agrícolas a África, Medio Oriente y otras partes del mundo.

El Ejército de Ucrania aseveró que obligó a los rusos a huir en dos pequeñas lanchas rápidas luego de un aluvión de ataques de artillería y misiles ucranianos. No se reveló el número exacto de soldados.