Internacional

Mató tirador de Indianápolis a cuatro de comunidad sij

Eran empleados en lugares como el almacén de FedEx que fue atacado

The New York Times

The New York Times

sábado, 17 abril 2021 | 14:13

Indianapolis— Al menos cuatro de las ocho víctimas del tiroteo del jueves por la noche en Indianápolis eran parte de la comunidad sij local, muchas de ellas atraídas a la región para aceptar trabajos en lugares como el almacén de FedEx que fue atacado.

El almacén empleaba a muchos sijs y el viernes los familiares confirmaron la muerte de Jasvinder Kaur, de 50 años; Amarjit Sekhon, 49 años; Jaswinder Singh, 70 años; y Amarjeet Johal, 66.

En una declaración de la Coalición Sij, una nieta de Johal, Komal Chohan, dijo que varios de sus familiares trabajaban en el almacén y que estaba desconsolada por "el tiroteo sin sentido".

"Mi nani, mi familia y nuestras familias no deben sentirse inseguras en el trabajo, en su lugar de culto o en cualquier lugar", dijo. "Ya es suficiente, nuestra comunidad ya ha pasado por un trauma suficiente".

Aunque se desconoce el motivo del tirador, los líderes locales dijeron que sus acciones generaron un miedo similar al que sintieron muchos sijs después de los ataques del 11 de septiembre, cuando fueron confundidos con musulmanes, y después de un inciden en 2012, cuando un supremacista blanco mató a seis personas en un gurdwara, o templo sij, en Oak Creek, Wisconsin.

"No sabemos si este era su objetivo o si fue una una coincidencia", dijo el doctor Sukhwinder Singh, de 29 años, líder en su gurdwara al sureste de Indianápolis. "Estamos todos tan entumecidos. Esto es algo que llevará semanas procesar".

La comunidad sij en Indianápolis ha crecido en los últimos años. El Sij Satsang de Indianápolis, un gran gurdwara, fue construido hace unos 20 años y ha crecido de unas 50 familias a unos mil miembros, según el Centro para la Fe y la Vocación de la Universidad Butler.

La comunidad es conocida por su larga trayectoria de servicio, apoyando a las víctimas de desastres naturales y, durante la pandemia del coronavirus, organizando campañas de recolección de alimentos y entrega de comestibles para las personas mayores. Desde hace unos seis años se realiza un en Indianápolis un desfile anual del día sij.

Los templos sij en el área de Indianápolis, dijo Singh, llevarán a cabo servicios especiales de oración para el duelo y discutirán si necesitan tomar alguna acción para proteger a los miembros de la comunidad.

El tamaño exacto de la población sij en los Estados Unidos es difícil de determinar, pero las estimaciones sugieren que hay varios cientos de miles de miembros. Según la Coalición Sij, unos 10 mil estadounidenses sij han hecho de Indiana su hogar durante los últimos 50 años.

Kanwal Prakash Singh fue uno de los primeros en llegar y se mudó a Indianápolis en 1967. A lo largo de las décadas, trabajó para el Gobierno local, construyó un negocio, sirvió en la junta de méritos de la Policía y observó cómo la población sij de la zona crecía por miles.

Los sijs habían llegado a sentirse como en casa en Indiana, dijo. Pero a lo largo de los años, hubo momentos difíciles, especialmente después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

"No importa a dónde fueras, alguien te gritaba 'Osama bin Laden' o alguien te gritaba 'Vete a casa'", dijo Singh.

Aún así, la comunidad siguió creciendo, y muchos sijs se mudaron al Medio Oeste desde las costas. Algunos se convirtieron en médicos o agentes de Policía, mientras que muchos otros trabajaban en camiones o transporte u operaban estaciones de servicio.

Criaron familias, asistieron al templo, trabajaron duro.

Luego, el viernes por la mañana, poco después de las 6:00 de la mañana, la Policía llamó a Singh.

"La onda expansiva atravesó a toda la comunidad sij", dijo.