Internacional

Millones de estadounidenses comienzan a dejar el confinamiento

A medida que las restricciones por coronavirus se levantan en algunos estados, las personas empiezan a salir de sus casas

Agencias

The New York Times

miércoles, 13 mayo 2020 | 12:34

Nueva York.- Después de semanas encerrados en casa, siguiendo las órdenes de los gobernadores de contener el brote de coronavirus, los residentes de Estados Unidos parecen ansiosos por salir nuevamente. A medida que más estados comenzaron a relajar las restricciones, alrededor de 25 millones de personas se aventuraron afuera de sus hogares en un día promedio, encontró un análisis de The New York Times con datos de teléfonos celulares.

El aumento en el movimiento se produjo cuando más de la mitad de los estados comenzaron a reabrir sus economías o tenían planes de hacerlo pronto, a pesar de las preocupaciones entre los expertos en salud pública sobre nuevas olas de infecciones por coronavirus y más muertes como resultado.

Las estimaciones se realizaron utilizando los datos proporcionados por la empresa de análisis de ubicación Cuebiq. Los datos provienen de una muestra representativa de aproximadamente 15 millones de usuarios de teléfonos inteligentes en todo el país que han acordado compartir sus datos de ubicación con ciertas aplicaciones, según la compañía. La proporción de personas que se quedaban en casa variaba según el estado.

En lugares donde las órdenes estatales continuaron limitando los movimientos de las personas y cerrando negocios, como Nueva York y Nueva Jersey, más personas continuaron en sus hogares. En los estados que habían comenzado a reabrir lentamente, incluidos Carolina del Sur y Florida, una mayor parte de las personas se aventuraron a salir.

Algunos estados nunca ordenaron a los residentes quedarse en casa. En ninguno de estos estados, más del 40 por ciento de los residentes permanecieron constantemente en casa.

Las personas que viven en áreas rurales a menudo necesitan viajar más lejos para satisfacer sus necesidades básicas, como comestibles, y la cantidad de personas que se quedan en casa en estas áreas generalmente es menor que en las áreas urbanas. La proporción de personas que se quedaron en casa en las zonas rurales la semana pasada fue de solo 8 puntos porcentuales más que antes del brote.