Internacional

Muere Ivana Trump

Ex esposa de Donald Trump

BBC News Mundo

jueves, 14 julio 2022 | 18:03

Ivana Trump, la primera esposa del expresidente de EE.UU. Donald Trump, murió a los 73 años, según informó la familia en un comunicado.

"Nuestra madre era una mujer increíble: una fuerza en los negocios, una atleta de clase mundial, una belleza radiante y una madre y amiga cariñosa", se lee en el comunicado.

"Era un sobreviviente. Huyó del comunismo y abrazó este país. Formó a sus hijos en fortaleza, tenacidad, compasión y determinación", añade.

Ivana Trump fue la primera esposa de Donald Trump y juntos tuvieron tres hijos: Donald Jr., Ivanka y Eric. Se casaron en 1977 y se divorciaron 15 años después, en 1992.

El expresidente dijo en un comunicado que le "entristece mucho" la noticia.

Modelo y celebridad

Nació como Ivana Marie Zelníčková en la antigua Checoslovaquia, durante la época soviética.

Su habilidad como esquiadora la llevaron a representar al país en competencias internacionales. En 1975 se mudó a Canadá, en donde inició una carrera como modelo y tuvo un fugaz matrimonio con el empresario George Syrovatka, del que se divorció en cuestión de meses.

Fue en 1976 conoció en Nueva York a Donald Trump y al año siguiente se casaron.

Fueron una de las más notables parejas de la Gran Manzana en las décadas de 1980 y 1990, y su separación fue objeto de un intenso interés público.

Después del divorcio, Ivana Trump lanzó sus propias líneas de productos de belleza, ropa y joyería.

Describió la crianza de los tres hijos en sus memorias tituladas Raising Trump. Explicó que su relación con Trump había mejorado desde su divorcio y que hablaba con él una vez a la semana.

Fueron una de las más notables parejas de la Gran Manzana en las décadas de 1980 y 1990, y su separación fue objeto de un intenso interés público.

Después del divorcio, Ivana Trump lanzó sus propias líneas de productos de belleza, ropa y joyería.

Describió la crianza de los tres hijos en sus memorias tituladas Raising Trump. Explicó que su relación con Trump había mejorado desde su divorcio y que hablaba con él una vez a la semana.