Internacional

Museo del Prado retira obra al descubrir que no fue pintada por una mujer

Una historiadora del arte dio la voz de alarma y el Museo y el curador de la muestra rectificaron de inmediato

Agencias

RT Noticias

jueves, 15 octubre 2020 | 12:14

Ciudad de México.- La emblemática pinacoteca del Prado, en Madrid, ha anunciado este miércoles la retirada de la obra que abre la exposición 'Invitadas' debido a una confusión con la autoría, que se creía que pertenecía a la poco conocida pintora granadina Concepción Mejía de Salvador.

El error fue descubierto por la historiadora del arte Concha Díaz, que hace dos días en una entrada en su blog sobre la singular exposición que estos días se puede contemplar en el museo madrileño ponía en alerta a las autoridades del Prado: la obra pertenecía en realidad al pintor valenciano y compañero de estudios de Joaquín Sorolla, Adolfo Sánchez Mejía.

El comisario de la muestra, Carlos G. Navarro, no ha dudado en mostrar su acuerdo con Díaz y en comunicar que la pintura ya no continuará siendo exhibida.

Un homenaje a las mujeres artistas

'Invitadas' es un hito en la historia reciente del Prado. Se trata de una exposición que trata de rendir un homenaje a las mujeres artistas de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, aflorando obras que la pinacoteca tenía guardadas o diseminadas en diversas instituciones.

Siete de sus dieciocho secciones se dedican a la mujer como sujeto, como artista, mientras el resto trata de recrear de una manera crítica su tratamiento tradicional como objeto.

La obra ahora retirada abría la exposición y ocupaba en soledad la primera sala y pretendía ser un símbolo, por su estado absolutamente deteriorado, del tratamiento que las obras de las féminas habían recibido en los últimos siglos. Significado que se perdía completamente al descubrir que su autor había sido un varón.

Un león dormido durante más de 100 años

En septiembre del año pasado, el Museo del Prado expuso la obra 'El Cid' de Rosa Bonheur, que había dormitado en sus almacenes desde que lo recibiera en 1879. Tan solo una vez, en 2017, formando parte de una muestra, pudo ser admirado por los visitantes de la galería madrileña.

El empeño del diseñador gráfico Luis Pastor (@Luis_Pastor), que reclamaba más visibilidad para esta obra en concreto y para las obras de otras autoras en la pinacoteca y que lideró una campaña en Twitter, dio frutos. Además, se trató de un punto de inflexión en la política del museo que ahora continúa con 'Invitadas'.