Internacional

Niega juez liberar a familias migrantes en EU

Un juez federal se negó a liberar a casi 300 padres e hijos inmigrantes en centros de detención de EU, pese a preocupaciones por coronavirus

Reforma

miércoles, 22 julio 2020 | 22:20

Houston, Estados Unidos (22 julio 2020).- Un juez federal se negó este miércoles a ordenar la liberación de casi 300 padres e hijos inmigrantes que se encuentran en los centros de detención familiares de Estados Unidos, a pesar de que describió como deficientes las labores de las autoridades migratorias para controlar el coronavirus.

Los abogados de las familias habían solicitado al juez James E. Boasberg que emitiera una orden preliminar para obligar a liberar a las familias debido a que temían que resultaran infectadas con el coronavirus.

Más de 3 mil 700 casos de Covid-19 han sido confirmados dentro de las instalaciones del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus iniciales en inglés).

Las familias, que se encuentran detenidas en tres instalaciones de Texas y Pensilvania, y sus abogados afirman que el ICE no ha hecho lo suficiente para protegerlas.

El mes pasado, la jueza federal Dolly Gee describió la situación de los centros de detención familiares como una crisis debido a la presencia del virus, y ordenó la liberación de los niños que llevaban más de 20 días detenidos, y su plazo actual expira el lunes.

Su orden no incluía a los padres de familia, y los abogados le habían solicitado a Boasberg que también liberara a los padres.

Activistas han dicho que les preocupa que el ICE les pida a los padres que entreguen a sus hijos a familiares cercanos mientras ellos permanecen detenidos, o que renuncien al derecho de sus hijos a ser liberados bajo la orden de Gee.

Boasberg dijo que el ICE ha demostrado que estaba implementando las recomendaciones de proporcionar mascarillas, desinfectar superficies y aislar a todo aquel que entró en contacto con una persona infectada, aunque la agencia sigue quedándose corta de cumplir por completo con sus políticas.

También hizo referencia a las estadísticas de la agencia que indican que, a pesar de que decenas de padres e hijos han sido diagnosticados con el coronavirus en dos centros de detención familiar de Texas, todos ellos, con excepción de una persona, habían ingresado recientemente a las instalaciones y posiblemente no se contagiaron dentro del lugar.

Ordenar la liberación de todas las personas de los llamados centros residenciales familiares (FRC por sus iniciales en inglés) significaba una acción demasiado extensa, añadió el juez.

"Por el momento, las labores del ICE para prevenir los brotes de Covid-19 dentro de los FRC-sin importar lo que uno piense de ellos-parecen haber tenido un éxito moderado, aunque indudablemente frágil'', dijo Boasberg.

El ICE ha defendido su trato de las familias detenidas y ha liberado a algunas personas que considera padecen condiciones médicas de alto riesgo. El Departamento de Justicia se negó a comentar sobre el fallo de Boasberg.

Amy Maldonado, una de las abogadas de las familias detenidas, dijo que los equipos legales sopesan sus opciones después de conocer el fallo.

"Ningún padre debería tener que elegir entre entregar a su hijo, posiblemente para siempre, o exponerlo a este virus letal'', declaró.