Internacional

Niños inmigrantes en EU seguirán en cautiverio pese a vencimiento de plazo

Los activistas no solamente señalan la ilegalidad de mantener a los niños retenidos tanto tiempo, sino el riesgo de sufrir contagios de COVID-19 en esas instalaciones de detención

Agencias

sábado, 05 septiembre 2020 | 17:56

Los Ángeles.- Más de 90 niños inmigrantes seguirán en detenidos por ahora en compañía de sus padres o familiares, a pesar de que el plazo para su liberación venció hace mes y medio. Luego de una audiencia telefónica realizada este viernes, la juez Dolly Gee decidió que los menores que se encuentran en tres centros de detención familiar en Dilley y Karnes (Texas), y Berks (Pensilvania), continuarán con sus familiares una semana más.

La audiencia de este viernes forma parte de una demanda colectiva contra el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) por incumplimiento del Acuerdo Flores, que no permite que los niños inmigrantes estén en detención por más de 20 días y exige a las autoridades brindarles seguridad.

El Gobierno federal había solicitado un plazo de dos semanas para asegurar que el ICE pudiera transferir con seguridad a estos menores actualmente detenidos.

Las organizaciones defensoras de los inmigrantes Raíces, Aldea-Centro de Justicia de la Gente y Proyecto Dilley presentaron conjuntamente una moción legal de apoyo (Amicus brief) el 28 de agosto pidiendo que la corte haga un llamado de responsabilidad al ICE.

Veintidós niños de ese grupo de 90 han estado detenidos durante más de un año y 45 han estado detenidos durante más de 300 días”, explicó Shay Fluharty, abogada del Proyecto Dilley,

Los activistas no solamente señalan la ilegalidad de mantener a los niños retenidos tanto tiempo, sino el riesgo de sufrir contagios de COVID-19 en esas instalaciones de detención.

Carlos Holguín, abogado de los demandantes, señaló que sus clientes no tienen objeciones “para procedimientos razonables de cuarentena” pero que les preocupa que la situación se alargue.

Holguín insistió en la “necesidad que tienen los niños de disponer de un sitio adecuado sin mayores demoras”, y dijo que el Gobierno ha sido el culpable de la demora.

Para el 28 de agosto, el ICE tenía 20.713 personas detenidas, de las cuales 468 estaban aisladas y monitoreadas como casos positivos de COVID-19.

Para esa fecha en Dilley había un caso de contagio y en Karnes se registraban 11 casos activos “que eran nuevas admisiones identificados en el momento de ingresar a las instalaciones y que no han estado en contacto con el resto de las familias”, señaló el ICE en un comunicado.

De igual forma, la juez Gee, del Distrito Norte de California, dio plazo de una semana al Gobierno federal para que suspenda la práctica de alojar menores sin un adulto acompañante o familias con menores, en hoteles cercanos a la frontera, mientras se realizan sus procesos de retorno a su lugar de origen.

Fuente: www.elimparcial.com