Internacional

'No hay sobrevivientes', dicen rescatistas en Miami

Hasta el momento se han recuperado 46 cadáveres y 94 personas continuaban desaparecidas

Associated Press

The New York Times

miércoles, 07 julio 2021 | 16:20

Florida.- Los equipos de rescate que buscaban a sobrevivientes entre los escombros de un edificio colapsado en Miami reconocieron que, después de dos semanas del incidente, no se encontrarán más sobrevivientes.

Hasta el momento se han recuperado 46 cadáveres y 94 personas continuaban desaparecidas.

"Basándonos únicamente en los hechos, no hay posibilidad de supervivencia", dijo a las familias el subjefe Ray Jadallah de Miami-Dade Fire Rescue sobre los desaparecidos en una sesión informativa privada.

A pesar de que no había señales de sobrevivientes más allá de las horas inmediatamente posteriores al colapso del edificio en Surfside, Florida, el 24 de junio, los funcionarios se habían comprometido continuamente a continuar buscando mientras quedara alguna posibilidad de rescate.

"Cuando alguien está desaparecido en acción en el ejército, estás desaparecido hasta que te encuentren y no detenemos la búsqueda", dijo el Gobernador Ron DeSantis de Florida en una conferencia de prensa el 29 de junio.

Esa misión terminó el miércoles por la tarde, cuando el jefe Jadallah dijo a las familias que la operación pasaría de búsqueda y rescate a búsqueda y recuperación. Dijo que los equipos de búsqueda de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias e Israel estaban de acuerdo con la decisión.

"Necesitamos poner fin a la situación", dijo el jefe Jadallah.

En un momento de la reunión, que The New York Times vio una grabación, una mujer se puso de pie y agradeció a los funcionarios por su trabajo. La sala estalló en aplausos.

Los equipos de rescate habían llegado de toda Florida, así como de Texas, Israel y México, impulsados por la angustia de los miembros de la familia que miraban y gritaban los nombres de sus seres queridos desaparecidos e historias de supervivientes poco probables de desastres pasados.

A medida que aumentaba la impaciencia y la frustración entre los familiares de los desaparecidos, los equipos continuaron buscando durante semanas, moviendo millones de libras de concreto.

El trabajo era agotador y peligroso, con incendios que ocurrían entre los escombros y la posibilidad constante de que cedieran los escombros.

Un rescatador cayó a siete metros y medio de los escombros justo en frente de las personas que habían sido invitadas a presenciar la búsqueda.