Internacional
Promete Biden venganza

‘No perdonaremos atentado en Kabul’

Bombardeos gemelos en aeropuerto matan a 13 militares de EU y decenas de afganos

Michael D. Shear/The New York Times

viernes, 27 agosto 2021 | 05:00

Washington— En comentarios incendiarios, desde el Salón Este de la Casa Blanca ayer por la noche, Joe Biden se comprometió a “perseguir” a los terroristas que se atribuyeron los atentados con bombas en el aeropuerto de Kabul, pero dijo que la evacuación frenética y peligrosa de ciudadanos y aliados estadounidenses de Afganistán continuará por varios días más.

“Para aquellos que llevaron a cabo este ataque, así como para cualquiera que desee daño a Estados Unidos, sepan esto: no perdonaremos”, dijo Biden, utilizando un lenguaje que tenía ecos sombríos de las advertencias que hizo el presidente George W. Bush después de los ataques terroristas en septiembre 11 de 2001. “No olvidaremos. Te perseguiremos y te haremos pagar”.

Era exactamente lo que más temía el presidente Biden.

Su decisión de poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos fue impulsada, según había dicho repetidamente, por su determinación de no sacrificar ni un miembro más de las Fuerzas Armadas en nombre de un esfuerzo que, consideraba, ya no estaba en los intereses de Estados Unidos.

Pero el jueves por la mañana, la retirada que el presidente puso en marcha cobró la vida de 13 soldados estadounidenses, junto con decenas de civiles afganos. Son las primeras víctimas estadounidenses en Afganistán en 18 meses y el día más mortífero allí para el Pentágono desde 2011.

Biden pronunció sus comentarios después de que el Pentágono confirmara que los terroristas suicidas habían infligido el ataque más mortífero contra las fuerzas estadounidenses en Afganistán en una década. Expresó “dolor de corazón” por lo que describió como “un día difícil” y dijo que había pedido a sus comandantes que atacaran a ISIS-K, el afiliado afgano del Estado Islámico, que se atribuyó la responsabilidad de los ataques.

“Responderemos con fuerza de precisión en nuestro momento, en el lugar que elijamos y en el momento que elijamos”, dijo.

Reconoce sacrificio

Biden elogió el sacrificio de los soldados, 12 de los cuales eran infantes de Marina, que perdieron la vida, y los otros 18 miembros del Servicio de Estados Unidos que resultaron heridos en las explosiones, incluso mientras el Ejército trabajaba para llevar a cabo su decisión de retirarse por completo de Afganistán.

Prometió que Estados Unidos mantendrá su “obligación sagrada” para con las familias de los caídos en Afganistán, y llamó a los que murieron en los ataques “héroes que han estado comprometidos en una misión peligrosa y desinteresada para salvar las vidas de otros”.

Biden dijo que como presidente, él tiene la responsabilidad “de todo lo que ha sucedido”, pero volvió a negar que su decisión de retirar las fuerzas para fines del verano haya conducido inevitablemente a las caóticas escenas de evacuación en el aeropuerto o a las muertes en el aeropuerto a manos de los terroristas.

“Sólo tenía una alternativa: que miles de soldados más regresaran a Afganistán”, dijo. “Nunca he sido de la idea de que deberíamos sacrificar vidas estadounidenses para tratar de establecer un gobierno democrático en Afganistán”.

Decisión polémica

Actuando en contra del consejo de sus generales y pasando sobre algunos de sus principales asesores de política exterior, Biden anunció en abril su decisión de retirar las 2 mil 500 tropas estadounidenses restantes en ese país. El presidente ha dicho que no quería llamar a los padres de otro infante de Marina, soldado o aviador muerto en acción en Afganistán.

Pero la rápida toma del país por parte de los talibanes tomó a la administración con la guardia baja y puso en marcha una evacuación caótica en la que casi 6 mil soldados estadounidenses intentaron asegurar el aeropuerto de Kabul contra los talibanes y los grupos terroristas. A principios de esta semana, Biden rechazó las llamadas de legisladores, activistas y otros líderes mundiales para extender la presencia estadounidense en el aeropuerto después del 31 de agosto, citando el potencial de ataques terroristas.

Sigue firme en la fecha

Desde agosto 14, justo antes de que los talibanes tomaran el control de Kabul, la administración dice que ha evacuado a más de 100 mil personas y las ha llevado a un lugar seguro. Pero la administración admite que todavía hay más estadounidenses y aliados afganos que quieren salir del país.

El jueves, Biden dijo que todavía tenía la intención de cumplir con su fecha límite del 31 de agosto para una retirada total del país. Pero también dijo que no aceleraría la salida debido a los bombardeos. Dijo que sus principales oficiales militares le habían dicho que tenían los recursos para continuar con las evacuaciones incluso frente a las amenazas en curso, al mismo tiempo que protegían el aeropuerto de lo que esperaban serían más ataques en los próximos días.

Y dijo que continuar con la evacuación le demostraría al resto del mundo que “lo que dice Estados Unidos importa”.

“Dejaron en claro que podemos y debemos completar esta misión y lo haremos, y eso es lo que les he ordenado que hagan”, dijo Biden sobre sus asesores militares. “No seremos disuadidos por terroristas. No dejaremos que detengan nuestra misión. Continuaremos la evacuación”. (Michael D. Shear/The New York Times)