Internacional

Nueva moda: estiramiento facial de 200 mil dólares

Los ricos consideran sus rostros como verdaderas obras de arte y pagan por cirugías ‘de diseñador’

The New York Times

The New York Times

miércoles, 04 mayo 2022 | 19:18

Como dice la famosa frase de F. Scott Fitzgerald, los ricos son diferentes a usted y a mí, y aparentemente también lo son sus estiramientos faciales.

Solo pregúntele a Hilda Back, de 63 años, quien viajó desde su casa en The Woodlands, Texas, a Nueva York y pagó 230 mil dólares por una cirugía estética del doctor Andrew Jacono, un cirujano plástico que es quizás mejor conocido por realizar el reciente estiramiento facial del diseñador Marc Jacobs. Back dijo que el costo de su cirugía, que incluyó un estiramiento de cejas, ojos superior e inferior, estiramiento facial, estiramiento de labios, estiramiento de cuello, reconstrucción del lóbulo de la oreja y rinoplastia, fue "un poco más alto de lo que esperaba", pero está contenta con sus resultados.

“Tengo un Rolls-Royce. Tengo tres casas. Tengo todo lo que podría desear, pero todavía estaba deprimida”, dijo Back. “La forma en que veo esto es: esta es mi cara, y va a donde quiera que vaya”.

Entonces, ¿por qué no el estiramiento de cara de $200 mil? Así como los precios de los bienes raíces de lujo, el arte, los autos y otros artículos de colección se han disparado en los últimos años, también lo ha hecho el costo de un pellizco y una cirugía plástica a manos de un grupo de élite de cirujanos plásticos hábilmente comercializados, la mayoría de los cuales se especializan en estiramientos faciales y tienen largas listas de espera, a pesar de sus tarifas.

“Es un poco como la etiqueta de la ropa, o si el precio del vino es mayor, es mejor”, dijo el doctor Jonathan Sykes, cirujano plástico en Beverly Hills y Sacramento, California, y ex presidente de la Academia Estadounidense de Cirugía Plástica y Reconstructiva Facial. “¿La cirugía facial vale la tarifa superalta? Solo el consumidor puede decidir eso”. Los estiramientos faciales de Sykes cuestan entre $40 mil y $50 mil, dijo.

Si bien las presiones inflacionarias, incluido el costo de los suministros médicos y los salarios del personal de apoyo, y un aumento en la demanda, lo que la industria ha bautizado como el "boom del Zoom", han llevado a muchos médicos a aumentar sus tarifas, el costo promedio de un estiramiento facial en Estados Unidos ha aumentado solo marginalmente a $ 9 mil 127 en 2021, un 3 por ciento más que en 2020, según la Sociedad de Estética, una asociación de cirujanos plásticos certificados por la junta.

Los médicos que promocionan sus estiramientos faciales de "diseñador" insisten en que su técnica avanzada, sensibilidades estéticas elevadas y experiencia les permiten cobrar estas tarifas. La doctora Lara Devgan, una cirujana plástica en Nueva York, comparó lo que hace con “comisionar a un artista para que haga una pintura muy hermosa para ti”. Devgan, cuya cuenta de Instagram tiene 690 mil seguidores, cobra hasta 200 mil dólares por un estiramiento de cara.

“A primera vista, puede parecer un gran número, pero pienso en esto como una cuestión de valor, no de costo”, dijo Devgan. “Tu rostro es tu trabajo, es tu vida amorosa, es tu identidad”.

 El doctor Julius Few, un cirujano plástico en Chicago y Los Ángeles, cobra $50 mil por un “estiramiento facial básico”, dijo, y “más de seis cifras” por procedimientos más extensos. Habló sobre su amor por la pintura y la fotografía y 22 años de enfocarse en rostros.

"Para el paciente adinerado que trato, esto es realmente más como comprar obras de arte que comprar un procedimiento técnico", dijo Jacono, quien ayudó a promover una técnica que se conoce como estiramiento facial de "plano profundo extendido", que ha enseñado a otros médicos de todo el mundo.

La diferencia clave entre un estiramiento facial de plano profundo y el SMAS (que significa sistema musculoaponeurótico superficial y se refiere a la capa de tejido y fascia entre la piel y los músculos de la cara) es que el estiramiento de plano profundo permite que la piel y SMAS permanezcan unidos, preservando los capilares y el flujo sanguíneo a la piel, mientras que la técnica SMAS los separa. El estiramiento de plano profundo funciona al reposicionar los ligamentos faciales que se estiran con la edad y la gravedad, lo que permite el movimiento de la cara para que no se vea tirado, como solía ser el resultado de los estiramientos faciales de antaño.

Muchos cirujanos realizan estiramientos faciales de plano profundo y no les piden a sus pacientes que gasten cerca de un cuarto de millón de dólares en él. “Entiendo que es un artículo de lujo y tiene un valor tremendo, pero no debería ser solo para el 1 por ciento”, dijo el doctor Matthew White, un cirujano plástico de Nueva York que realiza estiramientos faciales profundos prolongados.

¿Qué es lo que se compra?

Entonces, asumiendo que está en el presupuesto, ¿qué es exactamente lo que se compra con $200 mil?

El precio de la cirugía depende de varios factores, que incluyen qué tan complicada es y cuántas áreas de la cara se tratan. Un estiramiento facial puede incluir un estiramiento de cejas, cirugía de párpados inferiores y superiores, rinoplastia, estiramientos de labios, estiramientos de la parte media de la cara, estiramientos de cuello y una serie de otros complementos: injertos de grasa, implantes faciales, eliminación de la almohadilla de grasa bucal y láseres de piel. Todo lo anterior agrega miles a la factura final.

Luego está la atención posoperatoria, que puede incluir acceso directo las 24 horas, los 7 días de la semana al cirujano y enfermeras a domicilio. El doctor Chia Chi Kao, un cirujano plástico en Beverly Hills que es conocido por su "estiramiento facial de cola de caballo" endoscópico sin cicatrices, lo que significa que las incisiones se hacen detrás de la línea del cabello, dirige una cirugía ambulatoria y un centro de cuidados posteriores con suites donde los pacientes pueden recuperarse con ayuda de una cámara de oxígeno hiperbárico.

“Es como un hotel de lujo”, dijo Lily Bell, de 48 años, ejecutiva de la industria de la belleza en Beverly Hills, quien se quedó cinco días y cuatro noches en el centro de Kao y gastó 212 mil dólares en su estiramiento y recuperación de rostro y cuello.