Internacional

Nunca apuesten en mi contra: Trump

En entrevista con diario conservador, Trump dijo, sin pruebas, que podía dar la vuelta a elección y advirtió: 'nunca apuesten en mi contra'

Reforma

Reforma

viernes, 13 noviembre 2020 | 11:36

Washington.- El Presidente de EU, Donald Trump, habló en entrevista con un diario conservador e insistió que aún puede darle la vuelta a las elecciones, pese a que no hay sustento en su afirmación. "Nunca apuesten en mi contra", zanjó. 

En una entrevista con el diario Washington Examiner, Trump se mostró confiado en que ganará los 270 delegados del Colegio Electoral que necesitaría para ganar, pese a que las proyecciones ya dieron como ganador al demócrata Joe Biden, con una ventaja holgada en los votos electorales.

 Durante la conversación Trump ofreció su perspectiva sobre la situación en varios estados clave, donde, según él, sigue teniendo posibilidades de dar la vuelta a la situación, aunque no aportó pruebas de que pueda hacerlo.

 "Vamos a ganar Wisconsin. Arizona se reducirá a 8 mil votos, y si podemos hacer una auditoría de los millones de votos, encontraremos 8 mil votos fácilmente. Si podemos hacer una inspección, estaremos en buena forma allí".

 Este mismo viernes, sin embargo, la cadena CNN informó que los abogados de Trump retiraron una demanda en Arizona al darse cuenta de que no podían dar la vuelta en la entidad.

  En la conversación, el Mandatario auguró que también va a ganar en Georgia "porque ahora estamos 10 mil, 11 mil votos por debajo, y tenemos un conteo manual".

 Georgia inició este viernes el recuento manual de todos los sufragios emitidos en los comicios del 3 de noviembre, en vista del estrecho margen del primer conteo entre Trump y Biden, quien tiene 14 mil votos en su favor y que le supondrían los 16 delegados de este estado.

  Funcionarios y expertos han advertido de las pocas probabilidades de cambio en la tabulación, e incluso sin Georgia Biden continuaría ganando los comicios.

  Respecto a Michigan y Pennsylvania, donde también se dio la victoria al demócrata, Trump destacó que se trata de "estados grandes" e insistió en su estrategia de protestar por el hecho de que los observadores de su campaña no pudiera seguir de cerca el escrutinio en algunos momentos.

 "No dejaron a nuestros observadores electorales y observadores vigilar u observar", dijo el Presidente saliente.

  "Deberían haber desechado esos votos que pasaron en los momentos cuando (los observadores de Trump) no estaban allí. Fuimos a los tribunales y el juez ordenó que regresaran, pero eso fue después de dos días y millones de votos podrían haber pasado, millones, y estamos 50 mil por debajo".

 Cuestionado sobre cuándo calcula que será capaz de darle la vuelta a la situación, Trump respondió: "No sé, probablemente dos semanas, tres semanas".

 Trump todavía no ha reconocido su derrota y lleva días asegurando que hubo fraude en los comicios, sin haber aportado ninguna prueba.

 Funcionarios estatales y federales, sin embargo, apuntaron ayer que 2020 fue la elección más segura en la historia de Estados Unidos.