Internacional

Pandemia frenará educación de refugiados: ONU

La pandemia de Covid-19 podría afectar desastrosamente la educación de millones de jóvenes refugiados en el mundo, alertó la ONU

Reforma

Reforma

jueves, 03 septiembre 2020 | 14:40

Ciudad de México.- La pandemia de Covid-19 podría afectar de manera desastrosa la educación de millones de jóvenes refugiados en el mundo, y acabar con sus sueños y potencial, alertó Naciones Unidas (ONU) este jueves. 

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR)pronóstico que este panorama se hará realidad a menos de que la comunidad internacional tome medidas inmediatas, en un informe titulado "Uniendo fuerzas por la educación de las personas refugiadas".

"La mitad de los niños refugiados del mundo no estaban escolarizados previamente a esta situación", dijo Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

De acuerdo con ACNUR, antes de la pandemia, un niño refugiado tenía el doble de probabilidades de no asistir a la escuela que un niño no refugiado.

Alertó que esta situación empeorará después del Covid-19, pues muchos jóvenes en edad escolar no podrán retomar sus estudios por el cierre de las escuelas, las dificultades para pagar la inscripción y materiales o porque tendrán que trabajar para ayudar a sus familias.

El documento destacó que un 77 por ciento de los niños refugiados en edad para cursar la educación primaria estaban inscritos a escuelas hasta el año pasado. El dato, sin embargo, va bajando conforme avanza el nivel educativo. Un 31 por ciento de los refugiados estaban inscritos a educación secundaria en 2019. Sólo un 3 por ciento estaban matriculados en educación superior.

Un 48 por ciento, es decir 1.8 millones de niños en edad escolar no asistían a colegios, de acuerdo con una muestra realizada en 12 países.

"La matriculación en enseñanza secundaria aumentó en decenas de miles de niños refugiados, lo que supone un incremento del 2 por ciento sólo en 2019", destacó ACNUR.

"Sin embargo, la pandemia de Covid-19 amenaza ahora con malograr este y otros avances cruciales".

La agencia destacó por, otro lado, que las niñas refugiadas enfrentaban un doble reto, pues tienen un menor acceso a la educación.

El Fondo Malala ha estimado que la mitad de las niñas en esta condición y que están en secundaria no regresarán a las escuelas cuando reabran este septiembre.

ACNUR hizo un llamado a los gobiernos, al sector privado y a la sociedad civil para que se refuercen los sistemas educativos y para asegurar una financiación sostenible de la educación.

"Después de todo lo que han soportado, no podemos robarles su futuro negándoles hoy una educación", agregó Grandi.

"A pesar de los enormes desafíos que plantea la pandemia, si se ofrece un mayor respaldo internacional a las personas refugiadas y a sus comunidades de acogida, podremos desarrollar más medios innovadores para proteger los avances fundamentales en la educación de los refugiados obtenidos durante los últimos años".