Internacional

Peligra por pandemia progreso contra tuberculosis

La pandemia de Covid-19 está poniendo en peligro el progreso y esfuerzos globales contra la tuberculosis y se prevén más casos, alertó OMS

Reforma

Reforma

miércoles, 14 octubre 2020 | 12:59

Liverpool, Inglaterra.- La pandemia de Covid-19 está haciendo descarrilar los esfuerzos globales para combatir la tuberculosis, la enfermedad infecciosa más mortal del mundo, y es probable que los casos aumenten sin una acción e inversión urgentes, dijo el miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

El informe anual sobre la tuberculosis de la OMS evidenció que la enfermedad mató a unos 1.4 millones de personas en 2019, pocos cambios respecto a los 1.5 millones de muertes que causó en el año previo. Advirtió que muchos países no están en camino de cumplir los objetivos de diagnóstico y tratamiento exitoso para tratar de detener su propagación.

Las interrupciones en los servicios causadas por la pandemia han provocado importantes retrocesos en los programas de tuberculosis, según el informe. En muchos países, los recursos humanos, financieros y de otros tipos han sido reasignados a la respuesta al Covid-19.

"Se necesita una acción acelerada en todo el mundo si queremos alcanzar nuestros objetivos", dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un comunicado adjunto al informe.

Sharonann Lynch, experta en políticas de tuberculosis de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF), dijo que el progreso contra la enfermedad mortal había sido "lamentablemente lento".

"Es desalentador ver que los gobiernos no van por buen camino", remarcó en un comunicado.

Antes de la pandemia de Covid-19, según el informe de la OMS, muchos países habían logrado un progreso constante contra la tuberculosis, con una reducción del 9 por ciento en la incidencia observada entre 2015 y 2019 y una disminución del 14 por ciento en las muertes en el mismo período.

La estrategia "End TB" ("Fin a la Tuberculosis") de la OMS tiene como objetivo reducir las muertes por tuberculosis en un 90 por ciento y hacer caer la tasa de incidencia de la enfermedad en un 80 por ciento para 2030 frente a los datos de 2015.

Los objetivos intermedios para 2020 incluyen una reducción del 20 por ciento en las tasas de incidencia y una reducción del 35 por ciento en las muertes.