Internacional

Permiten a padre salvadoreño deportado regresar a Estados Unidos

Su esposa e hijos son ciudadanos estadounidenses

Associated Press
martes, 02 julio 2019 | 12:00
AP

Houston.- Al padre de 33 años, de dos niños nacidos estadounidenses, se le permitió regresar a Estados Unidos el lunes, dos años después de haber sido deportado a El Salvador durante los primeros meses de la administración de Trump.

José Escobar fue recibido en el Aeropuerto Intercontinental Bush de Houston por un grupo de simpatizantes. Estaba acompañado por su esposa, Rose, y sus dos hijos, Walter y Carmen, que habían volado a El Salvador en junio para visitarlo. Estaban en El Salvador cuando se enteraron de que las autoridades de inmigración de Estados Unidos habían aprobado las exenciones que le permitirían regresar a Estados Unidos de manera legal.

Escobar era un adolescente cuando su familia se estableció en Estados Unidos en el 2001 con un estado de protección temporal otorgado a los salvadoreños que fueron víctimas de terremotos ese año. Se casó con Rose en el 2006, y fue ese mismo año en el que se enteró que su familia no había presentado la documentación necesaria para renovar su visa.

Vivía en los Estados Unidos de manera ilegal, y un juez de inmigración ordenó su deportación ese mismo año. Su esposa e hijos son todos ciudadanos estadounidenses.

Escobar fue arrestado en el 2011, durante la administración del ex presidente Barack Obama, y estuvo detenido durante varios meses. Después de una intensa campaña de cabildeo, el director de la oficina local de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos liberó a Escobar en enero de 2012 “para que pudiera poner sus asuntos en orden”, según dijo la dependencia el año pasado.

En febrero del 2017, poco después de que Trump asumiera el cargo y ampliara las prioridades para detener y deportar a inmigrantes indocumentados, Escobar fue arrestado durante lo que se suponía que era un registro de rutina de ICE.

Al mes siguiente, fue deportado a El Salvador. Llamó a su esposa desde el aeropuerto de San Salvador para contarle lo sucedido.