Internacional

Pide disculpas Norcorea por fusilar a surcoreano

El líder norcoreano, Kim Jong-un, se disculpó luego que su ejército fusilara a funcionario surcoreano junto a frontera entre dos países

Reforma

Reforma

viernes, 25 septiembre 2020 | 08:54

Seúl, Corea del Sur.- El líder norcoreano, Kim Jong-un, se discupó después que su ejército fusilara a un funcionario surcoreano junto a la frontera marítima entre los dos países, informó hoy la oficina presidencial sureña. 

Pionyang envió una notificación formal en la que dice que Kim "lamenta mucho" el "decepcionar" al Presidente surcoreano, Moon Jae-in, y a otros surcoreanos en relación con este suceso, dijo en rueda de prensa Suh Hoon, director de seguridad nacional de la oficina presidencial.

En la nota el régimen informa también a Seúl sobre su investigación del caso y en ese sentido asegura que las tropas, tal y como indica su protocolo de actuación, realizaron diez disparos de advertencia al detectar la presencia ilegal del hombre en aguas norcoreanas, explicó Suh.

El texto aseguró además que los soldados norteños quemaron el "material flotante" al que se agarraba el hombre cuando iba a la deriva y no su cadáver, tal y como dijo Seúl.

Suh indico a su vez que, pese al mal momento que viven las relaciones entre ambas Coreas, recientemente Moon y Kim intercambiaron correspondencia, aunque no detalló el contenido de los mensajes.

El funcionario surcoreano, de 47 años e identificado solo como "A", desapareció el pasado lunes, cuando trabajaba en un buque del Ministerio de Pesca junto a la tensa frontera marítima occidental, en el Mar Amarillo (llamado "Mar del Este" en ambas Coreas).

Según el ejército sureño, sus sistemas de vigilancia captaron como una patrulla marítima norcoreana encontró al día siguiente al hombre flotando a la deriva en sus aguas territoriales.

Al parecer dejaron al hombre en el agua y los soldados, cubiertos con máscaras antigás, lo interrogaron desde la cubierta.

Horas después lo ejecutaron a tiros e incineraron su cadáver, tras rociarlo con combustible, según contó ayer Seúl -que cree que el procedimiento respondió a las medidas anti-Covid que está implementando Corea del Norte- al reportar por primera vez lo sucedido.

Hoy mismo, miembros del comité parlamentario surcoreano de Defensa explicaron a distintos medios locales que, al parecer, la intención inicial de las tropas norcoreanas fue la de rescatar al hombre remolcándolo con un cable.

Los parlamentarios explicaron que la inteligencia a la que tuvieron acceso muestra que el cable se rompió y que el barco perdió entonces de vista al funcionario durante un par de horas.

Detallaron que cuando la patrulla lo volvió a hallar, las órdenes al parecer cambiaron y fue entonces cuando los soldados optaron por dispararle.