Internacional

Pide UE reducir 15% uso de gas tras advertencia de Putin

La UE pidió a sus Estados miembros reducir en 15% el uso de gas hasta marzo como plan de emergencia ante advertencia de Putin de recortes

Reforma

Reforma

miércoles, 20 julio 2022 | 09:40

Ciudad de México.- La Unión Europea pidió el miércoles a sus Estados miembros que reduzcan el consumo de gas en un 15 por ciento hasta marzo como parte de un plan de emergencia, después que el Presidente ruso Vladimir Putin advirtiera que los suministros enviados desde Rusia a través del mayor gasoducto a Europa podrían reducirse más. 

Las entregas de gas a través del gasoducto, que representa más de un tercio de las exportaciones rusas del combustible a la UE, se interrumpieron durante 10 días para realizar tareas de mantenimiento anuales y se reanudarán el jueves.

  Pero los suministros a través del gasoducto ya se habían reducido antes de la interrupción por mantenimiento debido a una disputa sobre componentes sujetos a sanciones y ahora pueden enfrentarse a nuevos recortes. El suministro a través de otras rutas, como Ucrania, también ha disminuido desde que Rusia invadió a su país vecino en febrero. 

 Las interrupciones han dificultado los esfuerzos de Europa por rellenar sus depósitos de gas antes del invierno, lo que aumenta el riesgo de racionamiento y otro revés al frágil crecimiento económico del bloque si Moscú restringe aún más los suministros, en represalia por las sanciones de Occidente por la guerra en Ucrania. 

 La Comisión Europea propuso el miércoles un objetivo de cumplimiento voluntario para que todos los Estados de la UE reduzcan el uso de gas en un 15 por ciento de agosto a marzo, en comparación con su consumo medio en el mismo periodo de 2016 a 2021. 

 "Rusia nos está chantajeando. Rusia está utilizando la energía como un arma. Y por tanto, en cualquier caso, ya sea un corte parcial, importante, del gas ruso, o un corte total del gas ruso, Europa tiene que estar preparada", dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

  La propuesta permitiría a Bruselas hacer obligatorio el recorte en caso de emergencia de suministro, si la UE declarara un riesgo importante de escasez grave de gas.

  La medida, que necesita el respaldo de los Estados miembros de la UE, se debatirá el viernes para que los ministros puedan aprobarla en una reunión de urgencia el 26 de julio. 

 "Creemos que es probable que se produzca una interrupción total y es especialmente probable si no actuamos y nos hacemos vulnerables a ella", dijo un responsable de la UE. "Si esperamos, (el gas) será más caro y significará que bailaremos al son de Rusia".

  Los Estados de la UE están intentando garantizar que sus instalaciones de almacenamiento estén llenas en un 80 por ciento para el 1 de noviembre, frente al 65 por ciento actual, según datos oficiales.

  Los políticos europeos han acusado a Rusia de hacer política con sus suministros de gas, utilizando cuestiones técnicas como pretexto para reducir las entregas. El Kremlin ha dicho que Rusia sigue siendo un proveedor de energía fiable y ha achacado la reducción del suministro a las sanciones. 

 Dos fuentes rusas familiarizadas con los planes de exportación de Rusia dijeron que se espera que los flujos de gas a través de Nord Stream 1 se reanuden a tiempo el jueves, tras haber sido detenido el 11 de julio por trabajos de mantenimiento anuales.

  Sin embargo, las fuentes rusas afirmaron que el suministro se situará por debajo de su capacidad de 160 millones de metros cúbicos al día. 

 El gigante energético Gazprom, controlado por el Kremlin, recortó las exportaciones de gas por la ruta al 40 por ciento de su capacidad en junio, culpando a los retrasos en el retorno de una turbina que Siemens Energy estaba revisando en Canadá.

Más interrupciones en el gas ruso a Europa

 Esta semana se informó que dicha turbina, que se vio afectada por las sanciones, estaba en camino de regreso a Europa, aunque Gazprom dijo el miércoles que no había recibido la documentación para reinstalarla y afirmó que el regreso de la turbina y el mantenimiento de otros equipos son necesarios para que el oleoducto siga funcionando con seguridad. 

 Pero Putin sugirió el miércoles que podría haber una nueva reducción de los suministros a través del gasoducto, que pasa por debajo del mar Báltico hacia Alemania, una potencia económica de Europa que ha dependido en gran medida del combustible ruso, aumentando los temores en la región. 

 Los precios del gas se han disparado en un entorno de alta volatilidad desde que estalló la crisis de Ucrania. El contrato de gas a un mes vista superaba el miércoles los 160 euros por megavatio hora (MWh), un 360 por ciento más que hace un año, pero por debajo de su máximo de 335 euros en marzo. 

 El aumento del gas precio ha exprimido las cuentas de las empresas de energía, provocando quiebras. En Alemania, el Gobierno planea inyectar miles de millones de euros en el mayor comprador de gas ruso del país, Uniper.

  Putin dijo que hay cinco unidades de bombeo de gas operadas por Siemens Energy en Nord Stream 1 y que una unidad más está fuera de servicio debido al "desmoronamiento del revestimiento interior". 

 "Hay dos máquinas en funcionamiento, que bombean 60 millones de metros cúbicos al día. (...) Si no se devuelve una, habrá otra, que es de 30 millones de metros cúbicos. ¿Tiene Gazprom algo que ver con eso?", dijo.

  Putin dijo que otra de las turbinas de bombeo de gas debía ser enviada para someterla a trabajos de mantenimiento el 26 de julio.

  El Presidente ruso también dijo que Gazprom, que tiene el monopolio de las exportaciones de gas ruso por gasoducto, no es culpable de la reducción de la capacidad de tránsito de gas a través de una red de gasoductos hacia Europa.

  Putin culpó a Kiev del cierre de una ruta a través de Ucrania, aunque las autoridades ucranianas culpan del cierre a la invasión rusa.

  Siemens Energy dijo que el mantenimiento de las turbinas del Nord Stream 1 sería normalmente una cuestión rutinaria. La empresa añadió que seguirá manteniendo los equipos bajo sanción si es posible y cuando sea necesario, afirmando que trabajará tan rápido como le sea posible. 

 En un giro hacia el este, Gazprom dijo el miércoles que los suministros de gas ruso dirigidos a China a través de su gasoducto Power of Siberia alcanzaron un nuevo récord diario. 

 Moscú ha ampliado su capacidad de suministro a China a pesar de la disminución de las entregas a Europa, aunque la red del Lejano Oriente ruso no está conectada al sistema de suministro europeo. 

 Los países europeos han estado buscando suministros de gas alternativos, aunque el mercado mundial del gas ya estaba tensionado incluso antes de la crisis ucraniana, ya que la recuperación mundial de la pandemia impulsó la demanda de combustible.

  Estos esfuerzos han incluido la búsqueda de más gas de proveedores conectados a Europa por gasoducto, como Argelia, y la construcción o ampliación de más terminales de gas natural licuado (GNL) para recibir envíos desde destinos mucho más lejanos, como Estados Unidos.