Internacional

Piden en EU a soldados sustituir a maestros por Covid

Ante variante Ómicron, en EU están reclutando a empleados estatales y soldados para sustituir a maestros y mantener escuelas abiertas

Reforma

Reforma

jueves, 20 enero 2022 | 08:51

Nuevo México, EU.- Con la variante Ómicron afectando al personal escolar en Estados Unidos, algunas entidades del país están recurriendo a medidas desesperadas para mantener abiertas las escuelas, en un caso incluso llamando a la Guardia Nacional. 

En algunos distritos muy afectados, ahora los trabajadores estatales pueden fungir como maestros sustitutos, mientras que otros estados están flexibilizando las reglas para acelerar la contratación de profesores de reemplazo o regresar a los jubilados a las aulas.

 En Nuevo México, donde contagios diarios de Covid-19 se han triplicado en las últimas dos semanas, la Gobernadora Michelle Lujan Grisham pidió a los soldados de la Guardia Nacional y a los empleados estatales que se incorporen como maestros suplentes.

  "Nuestros niños, nuestros maestros y nuestros padres merecen tanta estabilidad como podamos brindar durante este tiempo de incertidumbre", dijo la Gobernadora en un comunicado el miércoles.

  "El estado está listo para ayudar a mantener a los niños en el salón de clases".

 Bajo la iniciativa de Nuevo México, los miembros de la Guardia Nacional y los trabajadores estatales deben obtener una licencia como maestros sustitutos o trabajadores de cuidado infantil y cumplir con los requisitos habituales para profesores suplentes, como verificación de antecedentes y un taller de enseñanza.

 En las últimas semanas, alrededor de 60 distritos escolares y escuelas autónomas en Nuevo México han cambiado a la enseñanza remota, y 75 centros de cuidado infantil han cerrado parcial o completamente debido a la escasez de personal, dijeron funcionarios estatales.

 Mantener las escuelas abiertas durante la ola de Ómicron se ha convertido en un tema muy debatido a nivel nacional, especialmente entre los padres. El miércoles, durante una conferencia de prensa por su primer año en el cargo, se le preguntó al Presidente Joe Biden sobre el cierre de escuelas y se apresuró a señalar que la mayoría estaban abiertas.

 "Pongámoslo en perspectiva: el 95 por ciento, hasta el 98 por ciento, de las escuelas en Estados Unidos están abiertas, en funcionamiento y son capaces de hacer el trabajo", dijo Biden, y agregó que alentó a los estados y distritos escolares a utilizar fondos autorizados por su Gobierno para mantener abiertas las aulas.

 Según Burbio, una compañía de datos que ha monitoreado la respuesta de las escuelas a la pandemia, durante los últimos cinco días escolares, un promedio de 3 mil 631 de las 98 mil escuelas públicas han tenido interrupciones diarias, una cifra relativamente baja.

 Whitney Holland, presidenta de la Federación Estadounidense de Maestros en Nuevo México, dijo el miércoles que la escasez de personal docente era una "crisis nacional".

 "Creo que 'terrible' es una palabra apropiada", dijo Holland, y agregó que apoya la iniciativa de la Gobernadora Lujan Grisham de mantener las aulas abiertas para los estudiantes.

 "Mientras haya un adulto positivo con el que puedan establecer conexiones, ya sea un miembro de la Guardia Nacional, un empleado estatal o un sustituto, y mantengamos nuestras escuelas abiertas, esa es nuestra principal prioridad", dijo.

 En tanto, en Oklahoma, el Gobernador Kevin Stitt emitió una orden ejecutiva el martes que permite a las agencias estatales permitir que sus trabajadores se desempeñen como maestros sustitutos sin afectar su trabajo, salario o beneficios regulares.

 "He dicho desde el principio que nuestros estudiantes merecen una educación en persona y que nuestras escuelas deben permanecer abiertas", dijo el Gobernador Stitt. "El estado tiene la responsabilidad de hacer lo que podamos para ayudar a que eso suceda".

 Y en California, el Gobernador Gavin Newsom firmó un decreto la semana pasada que flexibilizó las reglas para los maestros sustitutos, citando el aumento de contagios por Ómicron. Programada para marzo, la orden acelera la contratación de suplentes calificados a corto plazo, permite que se extiendan las asignaciones de los sustitutos actuales y facilita el regreso de maestros jubilados.

  No obstante, los maestros no son los únicos empleados escolares que escasean. El año pasado en Massachusetts, el Gobernador Charlie Baker activó la Guardia Nacional para ayudar con la escasez de conductores de autobuses. Y en Carolina del Norte, los legisladores otorgaron fondos federales a los distritos para cubrir los bonos para ayudar a aliviar la escasez de trabajadores de la cafetería.