Internacional

Pierde aliados Jair Bolsonaro

En las últimas 24 horas, el Presidente cortó los lazos con dos legisladores que se encontraban entre sus principales partidarios

Reforma

viernes, 18 octubre 2019 | 18:59

Brasilia.- El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, está perdiendo aliados en el Congreso mientras lucha por el control de su propio partido político y trata de distanciarse de acusaciones de irregularidades en el financiamiento de campañas en las elecciones del año pasado.

 En las últimas 24 horas, el Presidente cortó los lazos con dos legisladores que se encontraban entre sus principales partidarios.

  Así, despidió a Joice Hasselmann de su puesto como líder del Gobierno en el Congreso e intentó reemplazar al líder de su grupo, el Partido Social Liberal (PSL) en la Cámara Baja, el diputado Waldir de Oliveira.

  Hasselmann, una de las legisladoras más conocedoras de los medios que surgió en la cosecha de políticos novatos de Brasil, fue la congresista más votada en la historia del país. Oliveira era un viejo aliado.

  El PSL de Bolsonaro, el segundo grupo más grande en la Cámara, ahora está dividido, ya que el Presidente busca tomar el control y obtener suficiente apoyo para hacer de su hijo, Eduardo, el nuevo líder del partido.

  El joven Bolsonaro había sido elegido inicialmente por el Presidente para convertirse en embajador de Brasil en Estados Unidos, pero los últimos acontecimientos pusieron en duda su nominación.

  El periódico Valor Economico dijo que el Presidente ha renunciado a la nominación, citando a un funcionario del Gobierno que no nombró.

  La lucha interna plantea preguntas sobre el futuro de la ambiciosa agenda de reformas de Bolsonaro, que incluye revisar el sistema tributario y privatizar los activos estatales, ya que puede debilitar la base de apoyo del Gobierno en el Congreso.

  Tener el control del PSL también desbloquea el acceso a los fondos públicos asignados al partido para las campañas.

  Brasil celebra elecciones municipales el próximo año y el PSL busca replicar el éxito obtenido en las elecciones del año pasado.

  El partido ha enfrentado acusaciones de irregularidades en el uso de fondos de campaña desde las elecciones de 2018.

  A principios de esta semana, la Policía brasileña apuntó al Presidente del partido, Luciano Bivar, mientras investigaba si los fondos asignados a candidatas fueron desviados.