Internacional

Planea Casa Blanca cómo proveer vacunas si no hay más ayuda contra Covid

Aumentan advertencias sobre oleada de coronavirus en otoño e invierno

The New York Times

The New York Times

sábado, 07 mayo 2022 | 00:00

Nueva York.— La Casa Blanca está aumentando sus advertencias acerca de una oleada de coronavirus en este otoño e invierno, y está haciendo planes de contingencia sobre cómo proporcionar vacunas al público estadounidense si el Congreso no destina más recursos para la respuesta contra el Covid-19, de acuerdo con un funcionario de alto rango de la administración.

Debido a la posibilidad de que la otra nueva ronda de ayuda de emergencia contra el coronavirus esté tambaleándose en el Capitolio, funcionarios de la administración se reunieron en esta semana con senadores clave —incluyendo dos republicanos— para presionar con este caso.

Los demócratas han estado contemplando incluir la ayuda contra el Covid-19 en otro paquete de emergencia para Ucrania, pero no se sabe si harán eso.

La Casa Blanca ha estado solicitando al Congreso 22.5 mil millones de dólares de ayuda de emergencia para seguir respondiendo a la pandemia, sin embargo, los republicanos han insistido en una cifra mucho más reducida —10 mmdd— y le quitaron 5 billones de dólares a la ayuda global de la petición.

Los republicanos también insisten en que la administración Biden debe suspender sus planes para levantar la orden de salud pública conocida como Título 42, que las autoridades han utilizado para deportar a los que han buscado asilo durante la pandemia.

La administración Biden se está preparando para la posibilidad de que 100 millones de estadounidenses —que es el 30 por ciento de la población— se infecten con el coronavirus en este otoño e invierno, de acuerdo con un funcionario de la administración que habló de manera anónima.

La cifra de 100 millones de personas no es tan alta como el número total de estadounidenses que han sido infectados con la variante ómicron, que es altamente contagiosa, durante la oleada de diciembre y enero.

Está basada en un rango de modelos externos, aunque los funcionarios no especificaron cuáles y asumen que un virus que se desarrolle rápidamente en la familia ómicron —no una nueva variante— se propagaría en la población con una inmunidad disminuida en contra de la infección.