Internacional

Planea Irán enriquecer uranio tras ataque al sitio nuclear de Natanz

El anuncio acerca a Irán a niveles de grado de armamento de más del 90 por ciento de enriquecimiento y supera su nivel máximo actual del 20 por ciento

/ El presidente Hassan Rouhani (segundo desde la derecha) escuchando al jefe de la Agencia de Energía Atómica de Irán Alí Akbar Salehi durante una visita a una exhibición de los nuevos logros nucleares de país en Teherán

Agencias

martes, 13 abril 2021 | 13:07

Estambul— Irán comenzará a enriquecer su uranio hasta un 60 por ciento de pureza, dijo este martes un alto funcionario, superando con creces su nivel actual, en una medida desafiante tras un ataque a uno de sus sitios nucleares clave, informaron agencias de noticias iraníes, publicó The Washington Post.

La televisión estatal de Irán citó al principal negociador nuclear de Irán, Abbas Araghchi, diciendo que el país informó a la Agencia Internacional de Energía Atómica planea iniciar el enriquecimiento de uranio en un 60 por ciento.

El anuncio acerca a Irán a niveles de grado de armamento de más del 90 por ciento de enriquecimiento y supera su nivel máximo actual del 20 por ciento.

La medida agrega otro obstáculo importante a las negociaciones para reactivar un acuerdo nuclear de 2015 negociado entre Irán y seis potencias mundiales.

Las conversaciones estaban programadas para volver a reunirse en Viena a finales de esta semana entre Teherán y las potencias mundiales, incluido Estados Unidos. Irán comenzó a violar el acuerdo después de que el presidente Donald Trump retirara a Estados Unidos del acuerdo en 2018, volvió a imponer las sanciones a Teherán que se levantaron en virtud del acuerdo y agregó más de 1 mil 500 medidas adicionales en lo que su administración llamó una campaña de "máxima presión" para paralizar la economía del país iraní.

Irán, en respuesta, aumentó el uranio enriquecido del 3.67 por ciento de pureza estipulado por el acuerdo al 20 por ciento.

Después de una reunión inicial la semana pasada, tanto Teherán como Washington caracterizaron las negociaciones como constructivas. Pero Irán se ha negado a reunirse directamente con Estados Unidos.