Internacional

Podría EU ejecutar a primera mujer abiertamente transgénero

Amber McLaughlin podría ser la primera mujer abiertamente transgénero en ser ejecutada en EU

Agencia Reforma

martes, 03 enero 2023 | 07:34

Missouri, Estados Unidos.- A menos que el Gobernador de Missouri, Mike Parson, conceda el indulto, Amber McLaughlin, de 49 años, se convertirá en la primera mujer abiertamente transgénero ejecutada en Estados Unidos.

Está previsto que muera por inyección letal mañana por matar a una ex novia en 2003. El abogado de McLaughlin, Larry Komp, dijo que no hay apelaciones judiciales pendientes. 

La solicitud de clemencia se centra en varios temas, incluida la infancia traumática y los problemas de salud mental de McLaughlin, que el jurado nunca escuchó en su juicio. Un padre adoptivo le restregó heces en la cara cuando era pequeña y otro usó contra ella una pistola paralizante, según la petición de clemencia. Dice que sufre de depresión e intentó suicidarse varias veces.

La petición también incluye reportes que citan un diagnóstico de disforia de género, una condición que causa angustia y otros síntomas como resultado de una disparidad entre la identidad de género de la persona y su sexo asignado al nacer.

"Creemos que Amber ha demostrado un coraje increíble porque les puedo decir que hay mucho odio en lo que concierne a este tema", dijo hoy su abogado Larry Komp.

Pero, añadió, la identidad sexual de McLaughlin no es "el foco principal" de la solicitud de clemencia.

El vocero del Gobernador Parson, Kelli Jones, dijo que el proceso de revisión de la solicitud de clemencia sigue en marcha.

No hay ningún caso conocido de un reo abiertamente transgénero que haya sido ejecutado antes en Estados Unidos, de acuerdo con el Centro de Información Contra la Pena de Muerte.

Una amistad de McLaughlin dijo que vio su personalidad florecer durante su transición de género.

Antes de la transición, McLaughlin estuvo en una relación con su novia Beverly Guenther. McLaughlin aparecía en la oficina suburbana St. Louis donde Guenther, de 45 años, trabajaba, a veces escondiéndose dentro del edificio, según los registros de la corte. Guenther obtuvo una orden de restricción, y oficiales de Policía en ocasiones la escoltaban hasta su auto después del trabajo.

Los vecinos de Guenther llamaron a la Policía la noche del 20 de noviembre de 2003, cuando no regresó a casa. Los agentes acudieron al edificio de su oficina, donde encontraron un mango de cuchillo roto cerca de su auto y rastros de sangre. Un día después, McLaughlin guió a la Policía a una ubicación cerca del Río Mississippi en St. Louis, donde el cuerpo había sido tirado.

McLaughlin fue condenada por asesinato en primer grado en 2006. Un juez la condenó a muerte después de que un jurado llegara a un punto muerto en la sentencia. En 2016, un tribunal ordenó una nueva audiencia de sentencia, pero un panel de un tribunal federal de apelaciones restableció la pena de muerte en 2021.