Internacional

Prepararía Biden 3 bdd para impulsar la economía

La inversión puede ser financiado en parte a través del aumento de impuestos a las corporaciones y los ricos, informaron

Associated Press / Joe Biden

The New York Times

lunes, 22 marzo 2021 | 13:14

Washington— Los asesores económicos del presidente Biden se están preparando para recomendar gastar hasta 3 billones de dólares en un amplio conjunto de esfuerzos destinados a impulsar la economía, reducir las emisiones de carbono y reducir la desigualdad económica, comenzando con un plan de infraestructura gigante que puede ser financiado en parte a través del aumento de impuestos a las corporaciones y los ricos.

Después de meses de debate interno, se espera que los asesores de Biden presenten una propuesta al presidente esta semana que recomiende dividir su agenda económica en piezas legislativas separadas, en lugar de tratar de impulsar un paquete gigantesco en el Congreso, según personas familiarizadas con los planes y documentos obtenidos por The New York Times.

El nuevo gasto total en los planes probablemente sería de 3 billones de dólares, dijo una persona familiarizada con ellos. Esa cifra no incluye el costo de extender nuevos recortes tributarios temporales destinados a combatir la pobreza, que podrían llegar a cientos de miles de millones de dólares, según estimaciones elaboradas por funcionarios de la administración. Los funcionarios aún no han determinado el desglose exacto del costo entre los dos paquetes.

Biden apoya todas las propuestas de recorte de impuestos y gastos individuales que se están considerando, pero no está claro si respaldará dividir su agenda o qué estrategia legislativa seguirán él y los líderes demócratas para maximizar las posibilidades de impulsar los nuevos programas en el Congreso dadas sus estrechas mayorías en ambas cámaras.

Los funcionarios de la administración advierten que los detalles de los programas de gasto siguen cambiando. Pero el alcance de la propuesta bajo consideración destaca el enfoque agresivo que la administración de Biden quiere adoptar mientras intenta aprovechar el poder del gobierno federal para reducir la desigualdad económica, reducir las emisiones de carbono que impulsan el cambio climático y mejorar la fabricación y la alta tecnología de las industrias estadounidenses en una batalla cada vez mayor con China y otros competidores extranjeros.