Internacional

Presiona Trump, ahora, a Pence por elección

Donald Trump está ahora presionando al Vicepresidente Mike Pence con falsa teoría de que él puede revertir resultado electoral a su favor

Reforma
Reforma

Reforma

martes, 05 enero 2021 | 11:13

Washington.- El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está presionando ahora a su Vicepresidente Mike Pence para que revierta la elección que ambos perdieron ante la fórmula demócrata. 

Pence, como presidente del Senado, deberá presidir el miércoles la sesión en que se ratifiquen los resultados del Colegio Electoral que dieron como ganador de la Presidencia a Joe Biden.

 "El Vicepresidente tiene el poder de rechazar electores escogidos fraudulentamente", escribió Trump en su cuenta de Twitter este martes.

 La afirmación está ligada a una falsa teoría de que Pence podría revertir los resultados durante la sesión en el Congreso y darle la victoria a Trump. Llega, además, un día después de que el Mandatario pusiera el ojo sobre su Vicepresidente durante un mitin de apoyo a los candidatos republicanos al Senado en Georgia.

 "Espero que Mike Pence dé la cara por nosotros, debo decirlo", dijo el Presidente. "Si no lo hace, no me agradará mucho".

 Esta presión también se da luego de una polémica llamada que hizo el Mandatario al Secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, para pedirle que "encontrara" los votos necesarios para cambiar el resultado de los comicios presidenciales en el estado.

 La sesión del Congreso es la última instancia de certificación de la victoria del demócrata antes de que éste tome posesión el 20 de enero. Varios legisladores republicanos han asegurado que objetarán los votos del Colegio Electoral, lo que podría llevar a un debate y un conteo, pero sólo alargaría unas horas la certificación. La función del Vicepresidente es puro formalismo.

 Pence se ha reunido durante horas con el Presidente, sus colaboradores y funcionarios del Senado. Su oficina se negó a hablar de sus planes de cara al recuento del miércoles. Pero allegados al Vicepresidente destacaron su respeto por las instituciones, anticiparon que actuará de acuerdo a derecho y se atendrá a la Constitución.

 Al desempeñar una de las pocas funciones formales de la vicepresidencia, Pence debe pensar en su propio futuro político. Quiere ser candidato a Presidente en 2024 y cuenta con sus años de lealtad a Trump, probablemente la voz más de más peso en el Partido Republicano en los próximos años, para que lo ayude a destacarse en lo que se prevé será una multitud de aspirantes.

  Eso significa que debe evitar enfurecer a Trump y a grandes sectores de la base republicana que creen en las acusaciones infundadas de fraude electoral del Presidente, quien les ha hecho creer falsamente que Pence tiene el poder de revertir el resultado al rechazar los votos de estados como Georgia, Michigan, Wisconsin y Pensilvania, que votaron por el republicano en 2016 pero por Biden en 2020.

 El miércoles, Pence debe presidir una sesión conjunta del Congreso. Su tarea es abrir los certificados de los votos electorales de cada estado y presentarlos a los "contadores" de las cámaras en orden alfabético. Al finalizar el recuento, corresponde a Pence anunciar quién ganó.

 Ese recuento solo puede ser anulado por votación de la totalidad de los legisladores, lo cual es virtualmente imposible dado que los demócratas tienen mayoría en la Cámara baja.