Internacional

Presionan Finlandia y Suecia por su ingreso a la OTAN

Enviados de ambos países se reunieron con funcionarios turcos para discutir las continuas objeciones contra su unión a la alianza

The New York Times

lunes, 20 junio 2022 | 12:31

Bruselas.- Enviados de Finlandia y Suecia se reunieron este lunes con funcionarios turcos para discutir las continuas objeciones de Ankara sobre sus ofertas para unirse a la OTAN, en lo que podría ser una de las mayores expansiones de la alianza militar en décadas.

Suecia y Finlandia anunciaron el mes pasado que las naciones nórdicas presentarían solicitudes conjuntas para unirse a la OTAN, abandonando la neutralidad a la que se habían adherido durante décadas durante la Guerra Fría y subrayando cómo la invasión de Rusia a Ucrania ha alterado radicalmente el cálculo de seguridad de Europa.

Pero el presidente Recep Tayyip Erdogan, de Turquía, ha amenazado con impedir que las dos naciones se unan a la alianza, diciendo que Suecia y Finlandia simpatizan con los militantes kurdos a quienes considera terroristas. Su postura ha complicado las perspectivas de los solicitantes porque una solicitud para unirse a la OTAN debe ser aprobada por unanimidad por sus 30 miembros.

La resistencia turca a los países que se unen a la alianza ha ralentizado un proceso que otros miembros de la alianza han querido acelerar mientras Occidente busca demostrar unidad frente a la invasión de Ucrania por parte del presidente Vladimir V. Putin.

Funcionarios en Finlandia y Suecia han hablado con funcionarios turcos en un intento de abordar las preocupaciones del gobierno. Los ministros de defensa de la OTAN también han estado discutiendo cómo satisfacer a Turquía. El ministro de Relaciones Exteriores de Finlandia, Pekka Haavisto, dijo a los medios suecos en Bruselas que las negociaciones eran importantes, pero que no esperaba un avance inmediato.

Un funcionario de la OTAN confirmó que el secretario general, Jens Stoltenberg, había invitado a altos representantes de los tres países a reunirse para tratar de abordar las preocupaciones planteadas por Turquía. Stoltenberg dijo durante el fin de semana que la alianza tomó en serio las preocupaciones del gobierno turco, pero no ofreció detalles sobre una posible resolución.

Las discusiones de hoy se producen cuando Rusia continúa golpeando el este de Ucrania con ataques, lo que resulta en una creciente pérdida de vidas en ambos lados en una guerra que los líderes occidentales han advertido que podría durar años.

La emisora pública de Turquía, TRT, confirmó que una delegación de Ankara había llegado a Bruselas ayer para las conversaciones. Ibrahim Kalin, portavoz de Erdogan, dijo a los periodistas que las negociaciones no podrían continuar a menos que se tomen medidas concretas.

La ministra de Relaciones Exteriores de Suecia, Ann Linde, también instó a la paciencia, y le dijo a la agencia de noticias sueca TT: “Espero que las negociaciones salgan bien, pero también estamos preparados porque este es un proceso que puede llevar mucho tiempo.”

En mayo, el presidente Biden se reunió con el presidente Sauli Niinisto de Finlandia y la primera ministra Magdalena Andersson de Suecia en la Casa Blanca, y prometió acelerar su membresía. Calificó su inclusión en la alianza como casi una formalidad, y señaló que ambos países habían contribuido con fuerzas a los conflictos en Kosovo, Afganistán e Irak.