Internacional

Presionan firmas contra alza de impuestos de Biden

Un mayor impuesto a las empresas equivale a menos empleos, señalan

Agencias

martes, 06 julio 2021 | 08:11

Grupos de presión empresariales de Estados Unidos han celebrado un acuerdo bipartidista sobre infraestructuras por un valor de 1.2 billones de dólares, pero se están preparando para luchar contra las alzas del impuesto de sociedades que se avecinan en un proyecto de ley de gastos distinto pero vinculado que los demócratas pretenden aprobar sin los votos de los republicanos, informó Reuters.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos, la Asociación Nacional de Fabricantes, la Federación Nacional de Minoristas y otros grupos de presión con importantes recursos planean utilizar el mismo argumento que emplearon en 2017 para lograr enormes recortes de impuestos por parte de los republicanos: un mayor impuesto a las empresas equivale a menos empleos.

"No sabemos qué hay en ese paquete", dijo Rachelle Bernstein, asesora fiscal principal del grupo de comercio minorista, sobre el proyecto de ley de "reconciliación" de los demócratas que se espera que contenga nuevos gastos sociales y aumentos de impuestos.

"Pero no creemos que sea bueno utilizar un aumento del impuesto de sociedades para financiar el gasto", dijo Bernstein, cuyo grupo ha gastado 1.5 millones de dólares en actividades de "lobby" en el primer trimestre de 2021, según el organismo de control OpenSecrets.org.

El argumento de la administración Biden para reducir la desigualdad económica de Estados Unidos y competir más eficazmente con China se basa en el uso de subidas de impuestos tanto a las empresas como a los estadounidenses de alto poder adquisitivo para pagar unos 4 billones de dólares de nuevas inversiones en transporte, comunicaciones, investigación, energías renovables, atención infantil, educación y sanidad.

La cuestión de si las empresas estadounidenses se verán obligadas a pagar más en su país dependerá probablemente de negociaciones destinadas a convencer a un puñado de demócratas moderados tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, según dijeron a Reuters responsables de grupos de presión.