Internacional

Prevén que EU tenga exceso de vacunas

Biden ha asegurado compromisos de los fabricantes para cubrir a 400 millones de personas, alrededor de 70 millones más que la población total del país

/ Un hombre de la tercera edad recibe una vacuna

The New York Times

viernes, 26 marzo 2021 | 15:49

Washington— Los funcionarios de la administración de Biden anticipan que el suministro de la vacuna contra el coronavirus superará la demanda de Estados Unidos a mediados de mayo, si no antes, y están lidiando con qué hacer con los excedentes que se avecinan cuando la escasez de vacunas se convierta en exceso.

El presidente Biden ha prometido dosis suficientes para fines de mayo para inmunizar a los aproximadamente 260 millones de adultos del país. Pero entre esa fecha y finales de julio, el gobierno ha asegurado compromisos de los fabricantes para que haya suficiente vacuna para cubrir a 400 millones de personas, alrededor de 70 millones más que la población total del país.

Mantener, modificar o redirigir esas órdenes es una cuestión con implicaciones significativas, no solo para los esfuerzos de la nación para contener el virus, sino también para saber qué tan pronto se puede poner fin a la pandemia. De las dosis de vacuna administradas a nivel mundial, alrededor de las tres cuartas partes se han destinado solo a 10 países. Al menos 30 países aún no han inyectado a una sola persona.

Y la escasez global amenaza con agravarse a medida que las naciones y regiones reprimen las exportaciones de vacunas. Con el aumento de las infecciones, India, que había sido un importante distribuidor de vacunas, ahora está reteniendo casi la totalidad de los 2.4 millones de dosis fabricadas diariamente por una empresa privada allí. Esa acción sigue a la decisión de la Unión Europea esta semana de promover una legislación de emergencia que frenaría las exportaciones de vacunas durante las próximas seis semanas.

Los funcionarios de la administración de Biden que se inclinan a aferrarse al próximo superávit estadounidense señalan una necesidad insatisfecha y una creciente incertidumbre: los niños y adolescentes aún no están vacunados, y nadie está seguro de si la inmunidad podría desaparecer o cuándo, lo que podría requerir decenas de millones de dosis de refuerzo.

"Queremos, en gran medida, ser parte de la solución global aquí", dijo esta semana Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca. Pero agregó: “Todavía hay una serie de factores que son impredecibles que debemos planificar lo mejor que podamos, incluidas las variantes y el impacto y lo que será más efectivo, así como lo que funcionará mejor con los niños."