Internacional

Prohíbe Canadá comprar casas a extranjeros

Una nueva ley en Canadá prohíbe a ciudadanos extranjeros la compra de propiedades residenciales por lo menos durante los próximos 2 años

Agencia Reforma

jueves, 05 enero 2023 | 06:45

Ottawa, Canadá.- Mudarse y comprar una propiedad en Canadá será imposible para ciudadanos extranjeros, incluidos mexicanos, por lo menos durante los próximos dos años.

Una nueva ley que entró en vigor el 1 de enero prohíbe a los no canadienses la compra de propiedades residenciales en el periodo señalado.

De acuerdo con la prensa local, la medida se debe a que los altos niveles de demanda de vivienda durante la pandemia de Covid-19 provocaron que los precios promedio se dispararan, alcanzando un pico nacional de 605 mil dólares estadounidenses en febrero de 2022.

La competencia dentro de los mercados inmobiliarios también llegó a nuevos niveles.

Sin embargo, la medida ha sido calificada de maniobra política e incluso xenofóbica.

"La mayoría de los extranjeros que compran bienes raíces no son especuladores. Son migrantes que compran casas para vivir", sostuvo Jacky Chan, fundador y CEO de la Baker West Real Estate, que comercializa condominios de lujo, y quien nació en Hong Kong y ha vivido en Vancouver por 29 años.

Trudeau y otros políticos han dicho poco sobre la ley desde que se aprobó y ha recibido escasa cobertura de los medios de comunicación locales.

"Los no canadienses recibieron mucha culpa por la crisis de la vivienda, y fue un gran problema político", dijo Brendon Ogmundson, economista jefe de la Asociación de Bienes Raíces de la Columbia Británica.

"Pero la pandemia cerró casi todo el segmento de compradores extranjeros y los precios aún alcanzaron un máximo histórico. Esa es evidencia de que los compradores extranjeros no son impulsores significativos del mercado, y esta prohibición no afectará nada".

El 21 de diciembre, seis meses después de que se aprobara la ley, el Gobierno emitió un breve conjunto de regulaciones, incluidas exenciones y cumplimiento.

La prohibición aplica sólo en "áreas metropolitanas censales" y "aglomeraciones censales" -básicamente, ciudades que cumplen con ciertos criterios de población- y no a casas vacacionales en "áreas recreativas".

Las exenciones incluyen compradores con cónyuges o parejas canadienses, refugiados y extranjeros que compran viviendas multifamiliares con más de tres unidades (que teóricamente podrían alquilarse a canadienses).

En cuanto a los infractores, se pueden imponer sanciones de hasta 10 mil dólares canadienses "a cualquier parte declarada culpable de ayudar a sabiendas a un no canadiense a contravenir la prohibición".

Y los compradores infractores pueden verse obligados a vender la propiedad, "recibiendo no más del precio de compra pagado".