Internacional

Prohíbe Trump alojarse en hoteles cubanos

Trump anunció sanciones que prohíben a estadounidenses alojarse en hoteles del Gobierno de Cuba y restringen importación de licor y tabaco

Reforma

Reforma

miércoles, 23 septiembre 2020 | 11:05

Washington.- El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el miércoles nuevas sanciones relacionadas con Cuba que prohibirán a los estadounidenses alojarse en lugares de propiedad del Gobierno cubano, y que restringirán aún más la importación de cigarros y licores cubanos.

"Hoy, como parte de nuestra continua lucha contra la opresión comunista, anuncio que el Departamento del Tesoro prohibirá a los viajeros estadounidenses alojarse en propiedades del Gobierno cubano", dijo Trump en un evento en la Casa Blanca con ex combatientes que participaron en 1961 en la fallida invasión de Cuba en la llamada Bahía de Cochinos o Playa Girón.

"También estamos restringiendo aún más la importación de alcohol y tabaco cubano", agregó durante el evento que también celebraba el d0 aniversario del levantamiento del Mariel de 1980 que llevó a 120 mil cubanos a Miami..

La medida estrangula todavía más el sector turístico de la isla, donde todos los hoteles están vinculados al Gobierno cubano, y deja como única opción a los estadounidenses quedarse en casas particulares.

El anuncio apunta también a la elección de noviembre, en la que Trump busca ganar los votos de los detractores del Gobierno de Cuba.

Desde que asumió el cargo en enero de 2017, Trump ha tomado medidas para endurecer las restricciones sobre Cuba que fueron suavizadas por su predecesor, el ex Presidente Barack Obama.

En junio de 2019, la Administración Trump impuso nuevas y severas restricciones a los viajes a Cuba, diciendo que la medida tenía como objetivo presionar aún más al gobierno comunista por su apoyo al asediado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El Departamento del Tesoro dijo en ese momento que Estados Unidos ya no permitiría los llamados viajes educativos en grupo de persona a persona, una de las exenciones más populares a la prohibición general del turismo estadounidense a Cuba.

También dijo que ya no autorizaría a las embarcaciones de pasajeros y recreativas y las aeronaves privadas y corporativas viajar a Cuba.