Internacional

Promueven funcionarios de Biden plan de infraestructura

Fueron seleccionados debido a que encabezan agencias que supervisan un gran número de propuestas en el plan de empleos

The New York Times

The New York Times

jueves, 08 abril 2021 | 18:58

Washington— Como alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg consideró el asfalto como su enemigo. Como gobernadora de Michigan, Jennifer M. Granholm enfrentó el intento que hizo la legislatura, encabezada por republicanos, para bloquear sus grandes ambiciones de infraestructura. Como gobernadora de Rhode Island, Gina Raimondo superó la oposición inicial a un plan de infraestructura de los miembros moderados de su propio partido.

Los tres forman parte de un grupo de cinco secretarios del gabinete que el presidente Biden ha seleccionado para que se conviertan en los promotores de su administración para el Plan de Empleos Estadounidense que buscan invertir miles de millones de dólares en infraestructura y otros nuevos programas gubernamentales.

Junto con Buttigieg, quien es el actual secretario de Transporte, y Granholm, secretaria de Energía y Raimondo, secretaria de Comercio, el grupo incluye a Marcia L. Fudge, secretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano y Martin J. Walsh, secretario del Trabajo.

Su trabajo es impulsar el plan de infraestructura en el Capitolio y en todo el país con los votantes. Fueron seleccionados debido a que encabezan agencias que supervisan un gran número de propuestas en el plan de empleos, que abarca la banda ancha, vivienda pública, cambio climático y entrenamiento laboral, además de caminos y puentes.

Aunque también son exalcaldes o gobernadores que han enfrentado desafíos a nivel local que Biden enfrenta actualmente en todo el país.

De hecho, ellos han tratado --- y en algunas ocasiones han fallado --- al tratar de vender sus propios planes de infraestructura, ya sea ante una recalcitrante legislatura o miembros de su propio partido que se resisten.

Raimondo comentó que la dinámica refleja el desafío actual de persuadir a demócratas moderados, como el senador Joe Manchin III de West Virginia, para que apoyen el plan de infraestructura de Biden.