Internacional

Pronostica ONU aumento de hambruna en AL

Unas 14 millones de personas quedarían vulnerables al hambre en AL y el Caribe por la pandemia, según el programa de alimentos de la ONU

Reforma

Reforma

martes, 30 junio 2020 | 09:15

Nueva York, EU.- América Latina se encuentra a la cabeza mundial en cuanto al aumento en la cantidad de personas que han pasado hambre durante los meses de pandemia de Covid-19, según el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA). 

De acuerdo con el informe de la ONU, la cifra de personas en necesidad de asistencia alimentaria en la región casi se ha triplicado en medio de las consecuencias por la contingencia sanitaria.

Además, se remarcó que 14 millones de personas podrían quedar vulnerables al hambre este año en Latinoamérica y el Caribe.

Por otro lado, la instancia internacional -que abordó el impedimento de gente de escasos recursos para hacerse de insumos básicos- detalló que en zonas como África occidental, central y meridional el incremento de ciudadanos que padecen inseguridad alimentaria ha subido en 90%.

Conjuntamente, el PMA aseguró que el brote de coronavirus generará que el conteo de personas con inseguridad alimentaria ascienda a 270 millones en las naciones donde ha realizado sus observaciones.

Dicha escalada representaría un aumento del 82% en relación con los registros previos a que se decretara la contingencia mundial de salubridad.

"Hasta el día que tengamos una vacuna médica, la comida es la mejor vacuna contra el caos", consideró David Beasley, director ejecutivo de la agencia con sede en Roma.

"Sin ella, podríamos ver un aumento de los disturbios sociales y las protestas, un aumento de la migración, la profundización del conflicto y la desnutrición generalizada entre las poblaciones que anteriormente eran inmunes al hambre".

El PMA -cuyo documento también hizo mención de la caída en las remesas como otro factor consustancial a sus pronósticos- ha intensificado sus esfuerzos de ayuda y planeación, y ha estimado que podría llegar a brindar asistencia a 138 millones de personas, en comparación con el máximo reportado el año pasado de 97 millones.

Más de la mitad del nuevo plan de respuesta de la agencia se entregará en efectivo y cupones, lo que permitirá a las comunidades urbanas satisfacer sus necesidades alimentarias en los mercados locales, situación que beneficiará a las economías locales.