Internacional

Quiere Casa Blanca que empresas paguen impuesto a las nóminas de trabajadores

El retraso en dar a conocer los lineamientos acerca de la suspensión del impuesto ocurre en medio de una amplia respuesta negativa empresarial a la idea

The New York Times

jueves, 27 agosto 2020 | 17:43

Washington— Un debate entre la Casa Blanca y el Departamento del Tesoro sobre la suspensión del impuesto sobre nóminas propuesto por el presidente Trump ha retrasado información crucial acerca de la manera en que la orden ejecutiva se va a llevar a cabo, de acuerdo a personas que están enteradas del asunto, dejando a los negocios de todo el país con dudas sobre cómo proceder.

El retraso en dar a conocer los lineamientos acerca de la suspensión del impuesto ocurre en medio de una amplia respuesta negativa empresarial a la idea, que fue anunciada por Trump en este mes después de pláticas con el Congreso sobre otro alivio económico que se encuentran estancadas.

La orden ejecutiva pretende estimular la economía permitiendo que las empresas dejen de retener los impuestos sobre nómina hasta finales del año, lo cual pondría más dinero en los bolsillos de los trabajadores.

Sin embargo, las empresas y grupos comerciales han catalogado la suspensión como una complicación innecesaria debido a que los empleados estarán en problemas para pagar los impuestos diferidos cuando concluya esa medida fiscal.

Muchas empresas esperan optar por no participar y evitar involucrar a sus empleados en una gigantesca deuda fiscal para el próximo año.

La Casa Blanca, que está ansiosa por impulsar un recorte fiscal antes de la elección de noviembre, quiere que el Departamento del Tesoro proporcione una manera de asegurarse que las empresas, y no los trabajadores, sean responsables de pagarles a los empleados una parte del impuesto cuando termine esa plan fiscal.

No se sabe por qué el Departamento del Tesoro no está dispuesto a emitir tal guía, aunque los negocios, que han estado recibiendo preguntas de los empleados sobre cuándo empezarán los recortes fiscales, preferirían que el Congreso legisle cualquier cambio a la política fiscal.