Internacional

Rechazan a exfuncionarios de Trump

Corporaciones estadounidenses no los reciben con los brazos abiertos

Tomada de internet / Donald Trump

Agencias

miércoles, 07 abril 2021 | 11:13

Washington Antes de unirse a la administración de Trump como secretaria de transporte, Elaine Chao ganó millones de dólares durante la última década al formar parte de los directorios de grandes empresas públicas como Dole Foods, Protective Life y Wells Fargo, según documentos corporativos, publicó The Washington Post.

Ofreció excelentes credenciales a las empresas deseosas de mantenerse al día con el liderazgo republicano: exejecutiva bancaria, se convirtió en la primera mujer asiáticoamericana en servir en un gabinete cuando el presidente George W. Bush la nombró para que se desempeñara como secretaria de Trabajo. Ha sido una habitual en los grupos de caridad conservadores, incluidos la Heritage Foundation y el Hudson Institute. Su esposo es el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (Republicano por Kentucky).

Pero ahora, Chao se enfrenta a un tenso reingreso en el sector privado.

Los reclutadores de talento que han buscado un trabajo igualmente prominente para Chao han encontrado poco interés, según dos reclutadores. Los reclutadores, que hablaron bajo condición de anonimato debido a la naturaleza delicada de las discusiones, dijeron que los altos ejecutivos que desconfían de las reacciones negativas de asociarse con exfuncionarios de Trump están reduciendo el currículum de Chao de cuatro décadas en Washington a su entrada más reciente: una aliada de larga tiempo de Donald Trump, a pesar de su renuncia al día siguiente del ataque del 6 de enero al Capitolio.

Uno de los reclutadores dijo que su equipo encuestó a algunas empresas sobre su interés en Chao y no encontró candidatos. “La respuesta fue: 'Es demasiado pronto'”, dijo esta persona.

Pero si bien está claro que el reingreso de Chao es más difícil que en el pasado, una persona cercana a ella dice que no ha sido excluida por completo del mundo empresarial.

"Ella está evaluando una serie de invitaciones para unirse a varias juntas corporativas mientras ayuda a sus antiguos colegas a aterrizar también", dijo esta persona. "Está interesada en las empresas de la nueva economía, ya ha aceptado puestos en la junta y actualmente se encuentra en varias etapas para finalizar acuerdos con ellas y otros".

Si bien las pequeñas cifras dificultan las comparaciones, las corporaciones tampoco parecen tener un interés inmediato en otros exalumnos de alto rango de la administración de Trump. Aproximadamente la mitad de las empresas del S&P 500 han presentado sus informes de divulgación para inversores de 2021, que enumeran un total de 108 miembros de la junta nuevos o potenciales. Ningún funcionario del gabinete de Trump que sirvió en el último trimestre de su mandato se encuentra entre los nominados.

A estas alturas, en 2009, cuatro compañías importantes habían alineado a exalumnos del gabinete de George W. Bush para servir como directores: la compañía eléctrica global AES, la compañía de petróleo y gas Hess, el fabricante de productos químicos FMC y United Technologies, el conglomerado industrial que desde entonces se ha fusionado con Raytheon.

Los reclutadores y otros asesores corporativos dicen que el cálculo para los ejecutivos en la mayoría de las grandes empresas que cotizan en bolsa es simple. Trump, el único presidente en ser acusado dos veces, la segunda vez por un cargo de incitar a la turba que asaltó el Capitolio en un intento de anular los resultados de las elecciones presidenciales, dejó el cargo con una mayoría de estadounidenses que desaprueba fuertemente su desempeño laboral. Él sigue siendo un pararrayos para la controversia y se enfrenta a una exposición legal continua de demandas civiles e investigaciones criminales. Ofrecer un asiento en la junta directiva a cualquiera en su órbita interior corre el riesgo de provocar una revuelta de clientes, empleados o accionistas.

"Las juntas directivas no necesitan problemas ni críticas", dijo un reclutador. "Si quieres mantenerte alejado de todo ese deterioro potencial, es fácil: simplemente no te acerques".