Internacional

Rechazan demandas de Trump en Michigan y Georgia

Jueces en Georgia y Michigan rechazaron demandas presentadas por campaña de Trump sobre escrutinio de votos por correo

Reforma

Reforma

jueves, 05 noviembre 2020 | 14:20

Michigan, EU.- Las demandas sobre el escrutinio de votos presentadas por la campaña del Presidente Donald Trump en Michigan y Georgia fueron desestimadas por jueces en los respectivos estados. 

El mandatario, en tanto, tuvo un triunfo con otra queja legal en Pensilvania, con una decisión judicial que permite a los observadores de su equipo supervisar más de cerca el conteo de votos en el estado.

La jueza Cynthia Stephens del Tribunal de Reclamaciones de Michigan decidió rechazar la demanda que buscaba detener el conteo de votos en el estado, alegando que no había observadores electorales republicanos. La magistrada dijo que planeaba emitir un fallo por escrito el viernes.

Stephens señaló que la demanda había sido presentada el miércoles por la tarde, horas después de que las últimas boletas fueran contadas.

Dijo que la acusada, la Secretaria de Estado, Jocelyn Benson, no era la persona adecuada para dirigir la demanda porque ella no controla la logística de los centros de conteo.

La Agencia AP dio como ganador en Michigan al demócrata Joe Biden ayer por la tarde, Trump ganó el estado en 2016.

La querella alegaba que Benson estaba permitiendo que las boletas enviadas por correo se contaran sin la participación de observadores de ambos partidos.

En tanto, en Georgia, el juez James Bass de la Suprema Corte del Condado de Chatham desechó la demanda que pedía intervenir en un condado para asegurarse de que se estaba cumpliendo con las leyes en el procesamiento de boletas.

El condado incluye a la ciudad Savannah, de tendencia demócrata.

La querella afirmaba que, según observadores electorales, se habían procesado 53 boletas por correo que originalmente no estaban aprobadas.

Los funcionarios electorales del condado testificaron que las 53 papeletas habían sido recibidas a tiempo.

En Pensilvania, un fallo de la Corte de la Mancomunidad de Pensilvania permite a los observadores de la campaña de Trump situarse a una distancia de menos de 1.8 metros de cualquier mesa donde se estuviera llevando a cabo el cómputo de votos, para supervisar mejor el proceso.