Internacional

Regresa Evo Morales a Bolivia tras un año en exilio

El ex Presidente Evo Morales retornó a Bolivia tras un año en el exilio, un día después de que su ex Ministro Luis Arce tomara posesión

Reforma

Reforma

lunes, 09 noviembre 2020 | 10:16

La Paz, Bolivia.- El ex Presidente Evo Morales retornó el lunes a Bolivia tras un año en el exilio acompañado por cientos de indígenas y militantes de su partido un día después de que su heredero, el economista Luis Arce, tomara las riendas de una nación polarizada.

"Parte de mi vida queda en Argentina después de estar 11 meses, muchas gracias, hermanas y hermanos, no me he sentido abandonado", dijo el ex Mandatario en la ceremonia realizada en el paso fronterizo entre La Quiaca (Argentina) y Villazón (Bolivia), entre multitud de personas que acudieron a despedirle, tanto en uno como en otro lado.

Antes de partir, en un mensaje difundido ayer, también agradeció al Presidente de México, Manuel López Obrador, por ayudarlo a salir del país.

"Sin su ayuda, la historia sería muy diferente". 

Acompañado de su aliado político, el Presidente argentino Alberto Fernández, Morales cruzó la frontera entre ambos países.

"Te vamos a extrañar'', le dijo Fernández al despedir a Morales antes de cruzar un puente que conecta ambas naciones. "Estoy muy feliz de haberle tendido la mano'', agregó.

Tras haber sido elegido con el 55 por ciento de los votos Arce -del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de Morales-, restó importancia a las especulaciones sobre un papel importante en su gobierno para Morales, cuya popularidad se vio mermada en sus últimos años por su negativa a aceptar los límites a su mandato y el creciente autoritarismo en su administración.

Morales retornó a Bolivia un día antes de que se cumpla el aniversario de su salida, en la que denunció un golpe de Estado.

El mandato de Morales terminó tras casi 14 años en medio de violentas protestas que dejaron más de una treintena de muertos, luego de que se anularan por presunto fraude las elecciones del 20 de octubre de 2019 en las que, pese a un referendo que le había negado esa posibilidad, buscaba un cuarto mandato consecutivo.

Poco después de su dimisión Mortales se trasladó a México y desde diciembre permanecía refugiado en Argentina, desde donde dirigió la campaña de MAS.