Internacional

Relajan confinamiento estados de EU

Los 50 estados de EU han comenzado a relajar sus restricciones por Covid-19 con la apertura de tiendas, restaurantes, gimnasios y museos

Reforma

Reforma

miércoles, 20 mayo 2020 | 10:13

Nueva York, EU.- Con los cambios implementados este miércoles, los 50 estados de Estados Unidos han comenzado a reabrir de alguna manera, al relajar las medidas de confinamiento impuestas por más de dos meses para tratar de frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Connecticut se convirtió hoy en el último estado en implementar la relajación de medidas. Este miércoles permitió la apertura de tiendas, restaurantes y museos.

La vuelta a la "normalidad", sin embargo, llega con matices, pues hay discrepancias en cómo lo hacen los diversos estados. No muy lejos, en Nueva Jersey, la reapertura ha sido más limitada, con las tiendas sólo entregando las compras en las aceras y permisos para ciertas industrias.

El contraste ilustra una dinámica que se desarrolla en todo el país, ya que los gobernadores lidian con la forma de manejar una pandemia que viene sin guía escrita. 

Los estados en el noreste y en la costa oeste, así como los estados liderados por los demócratas en el medio oeste, se han movido más lentamente hacia la reapertura, con varios gobernadores adoptando un enfoque de condado por condado.

Por el contrario, varios estados en el sur abrieron antes y de manera más amplia. En Georgia, aunque con medidas de distanciamiento social, los restaurantes, salones, gimnasios y otros negocios han estado abiertos durante varias semanas.

Alaska fue aún más lejos. El martes, el Gobernador Mike Dunleavy dijo que levantaría las restricciones a las empresas el fin de semana, permitiendo que restaurantes, bares, gimnasios y otros regresen a su capacidad total. Se permitirán actividades deportivas y recreativas.

"Todo estará abierto, al igual que antes del virus", dijo Dunleavy.

Las estrategias de distanciamiento social, incluido el uso de mascarillas en espacio público, serán recomendables pero no requeridas, dijo.

Y acusan manipulación de datos

Los funcionarios de salud pública de algunos estados de Estados Unidos están siendo acusados de alterar las estadísticas sobre las infecciones de coronavirus e incluso de recurrir a artimañas para hacer que las cosas parezcan mejor de lo que están.

El riesgo es que los políticos, los dueños de negocios y la gente que necesita decidir sobre las cuarentenas, reanudación de actividades y otros asuntos cotidianos pueden tener la impresión de que la propagación del virus está más controlada de lo que en realidad está.

En Virginia, Texas y Vermont, por ejemplo, las autoridades dijeron que están combinando los resultados de las pruebas virales que muestran una infección activa, con pruebas de anticuerpos, que muestran un contagio pasado.

Los expertos en salud pública aseguran que ello puede brindar totales elevados en volumen de pruebas, pero no refleja el verdadero panorama sobre la propagación del virus.

En Florida, la experta en ciencia de datos que desarrolló un tablero virtual sobre los casos de coronavirus en el estado, Rebekah Jones, dijo esta semana que fue despedida por rehusarse a manipular estadísticas "a fin de aumentar el apoyo a un plan de reapertura".

Funcionarios de salud no respondieron de momento el martes a las llamadas para que hicieran declaraciones.

En Georgia, uno de los primeros estados en reducir las restricciones y garantizar al público que era seguro salir de nuevo, el Departamento de Salud Pública dio a conocer una gráfica alrededor del 11 de mayo en la que se mostraba que el número de nuevos casos de Covid-19 iba descendiendo en los condados más afectados.

Sin embargo, los registros diarios no estaban acomodados en orden cronológico, sino en orden descendente.

Por ejemplo, los totales del 7 de mayo antecedían a los del 26 de abril y a estos les seguían los del 3 de mayo. Un vistazo rápido a la gráfica hacia parecer que el declive era más constante de lo que en realidad era. La gráfica fue borrada en menos de un día.