Internacional

Renuncian empleados de la Casa Blanca por haber consumido mariguana

Dejan el cargo a pesar de la postura más permisiva de la administración

/ La Casa Blanca

The New York Times

viernes, 19 marzo 2021 | 13:11

Nueva York— En febrero, la administración de Biden señaló que el uso pasado de mariguana no necesariamente descalificaría a una persona para un empleo en el gobierno federal. Fue un cambio que se vio como una forma de abrir la puerta a los talentos más jóvenes, pero que solo tomó unas pocas semanas para ser probado.

El viernes, en respuesta a un informe de noticias en el Daily Beast que decía que "decenas" de jóvenes miembros del personal habían sido presionados para renunciar o habían sido reasignados a trabajos remotos en función de su uso anterior de mariguana, Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, dijo que un pequeño número de personas ya no trabajaba en la Casa Blanca después de que se evaluó su uso anterior de la droga.

"La conclusión es la siguiente", escribió Psaki, "de los cientos de personas contratadas, solo cinco personas que habían comenzado a trabajar en la Casa Blanca ya no están empleadas como resultado de esta política".

Se había ordenado a los funcionarios que renunciaran, en parte debido al uso pasado de mariguana, según una persona familiarizada con el asunto. Varios en ese grupo también tenían otros factores descalificadores que surgieron al determinar su elegibilidad para recibir autorizaciones, dijo esa persona.

Aun así, el episodio destacó cuán turbias son las nuevas pautas, particularmente para una Casa Blanca que se ha comprometido a adoptar posiciones progresistas, incluso cuando el presidente Biden siempre ha mantenido una postura moderada hacia la legalización de la droga.

El asunto también enfrenta a la política federal contra una medida para legalizar o despenalizar el uso o posesión de mariguana en estados individuales, un factor que complica las cosas para los funcionarios que llegaron a Washington desde lugares donde se permite el uso de la droga. El uso y posesión de mariguana sigue siendo un delito federal, a pesar del creciente apoyo público para legalizar la droga.

El mes pasado, la Casa Blanca hizo público un nuevo conjunto de pautas para las personas en la Oficina Ejecutiva del Presidente, cuyo uso pasado de mariguana se determinó para no descalificarlos para el empleo o para trabajos que requieren autorizaciones de seguridad ultrasecretas. A los funcionarios que han revelado el uso de mariguana en el pasado, pero aún se les permite trabajar para la administración, se les ha pedido que firmen una promesa de no usar mariguana mientras trabajan para el gobierno, y también deben someterse a pruebas de drogas al azar, según los funcionarios.